El Comercio

Vicente Hoyos.
Vicente Hoyos. / JESÚS DÍAZ

La estimación del gasto para sentencias de planes de empleo motivó la destitución de Hoyos

  • No comunicó la provisión de casi un millón de euros como riesgo a sumar a los 3,5 millones en que se calcularon en 2015 las indemnizaciones

Una diferencia de criterio en la estimación del gasto necesario en 2017 para sentencias del Tribunal Supremo relativas a planes de empleo está detrás de la pérdida de confianza que llevó ayer a la junta de gobierno a decretar la destitución de Vicente Hoyos Montero como director general de Servicios. Un cargo directivo que ocupaba desde el 28 de septiembre de 2012, justo después de la dimisión de Carmen Alsina.

Hoyos no comunicó a sus superiores en la Concejalía de Hacienda la posibilidad de provisionar como riesgo 987.000 euros para ese gasto en sentencias laborales (745.000 por diferencias salariales a percibir por los trabajadores y 242.000 euros más de seguros sociales relativos a dichas diferencias salariales). Esa cantidad extra no fue incluida entre los 3,5 millones de euros en que quedaron cuantificados en julio de 2015 las indemnizaciones para esta contingencia.

Entre julio de 2015 y abril de 2016 el Ayuntamiento recibió 161 reclamaciones por diferencias salariales, algunas de ellas simultáneas con reclamaciones por despido.

Hoyos defendía que el momento en que técnicamente había que cuantificar los gastos para las reclamaciones por diferencias salariales era en el momento de presentar el proyecto de presupuestos. Y que esos 987.000 euros constituían efectivamente un riesgo que había que haber provisionado poniéndose en el peor escenario de fallos judiciales posible, si bien se trata de una cantidad que no sería necesaria en las modificaciones presupuestarias de 2016, dado que habría que pagarla en 2017. La salida de Hoyos del Ayuntamiento ha ocurrido apenas dos meses después de la destitución de la jefa de servicios de recursos humanos del Consistorio y del anuncio de un proyecto de profunda reestructuración municipal para los próximos años.

Hoyos, que previamente había trabajado en el Ayuntamiento como responsable de la asesoría jurídica y jefe de formación y acción social en recursos humanos, volverá ahora a trabajar en el Principado. En concreto, en la Consejería de Educación.

Los grupos de la oposición preguntados ayer por esta cuestión expresaron su respeto por una decisión adoptada con un cargo de libre designación y fundamentada en motivos de pérdida de confianza.

Temas