El Comercio

Seis personas se presentan al cargo de secretario general de la Cámara

  • El plazo para registrar las candidaturas terminó ayer y haber trabajado en la institución puntúa doble

Terminó ayer el plazo para la presentación de candidaturas en el concurso de méritos para ocupar la secretaría general de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, que desde el mediados del pasado mes de enero ocupa de forma interina Álvaro Alonso Ordás, tras dejar el cargo Macarena García Fernández-Nespral. A este proceso de elección se han presentado seis candidatos, uno de ellos el propio Alonso Ordás, quien también ocupó en su momento la secretaría general de Femetal.

El proceso de elección en la institución cameral es un concurso público de méritos, lo que quiere decir que habrá una valoración de los méritos de los candidatos de acuerdo a un baremo establecido en las bases. Una de las cuestiones a destacar es que haber realizado determinadas funciones en la propia institución cameral otorga el doble de puntuación que a aquellos candidatos que no hayan tenido relación alguna con ella. Así, haber desempeñado «con laboriosidad y eficacia» la plaza de secretario general de una cámara, como titular o en funciones, otorga cinco puntos, pero si lo fue en la de Gijón se eleva a diez. Lo mismo ocurre con el cargo de secretario adjunto, vicesecretario o similar, pues de los tres puntos que se conceden por haberlo sido en cualquier cámara, si fue en la gijonesa se eleva a seis.

Estos baremos también indican que tener licenciatura o grado en Derecho supone la concesión de seis puntos, mientras que para otros títulos universitarios son solo dos. Tener experiencia profesional en la coordinación de actividades feriales y congresuales otorgan al postulante un máximo de cuatro puntos. Haber tenido cargos técnicos en organizaciones empresariales da hasta cuatro puntos y la entrevista personal que realizará a los aspirantes la Comisión Delegada del Pleno Cameral podrá alcanzar los diez. Quien consiga la plaza quedará obligado a ocupar la secretaría general de la Cámara de Gijón un mínimo de cinco años.

El actual secretario general en funciones, Álvaro Alonso Ordás, ocupa el cargo desde que el pasado 21 de enero fue ratificado por el Pleno de la Cámara para sustituir temporalmente a Macarena García, después de decenios de servicio a la entidad cameral. Alonso Ordás, licendiado en Derecho, lleva vinculado a la Cámara gijonesa unos dos años, tras su paso por Femetal.

Las bases por las que se rige este concurso de méritos contaron con el visto bueno de la institución tutelante, es decir, el Gobierno del Principado. Quien resuelva el concurso será un tribunal interno de la institución cameral, que deberá evaluar las características de cada uno de los seis candidatos presentados para ocupar durante un lustro la secretaría general de la entidad.