El Comercio

Acusan a Cabueñes de no facilitar a una familia el informe de su bebé fallecido

Vista panorámica del Hospital de Cabueñes, donde tuvo lugar el fallecimiento de la pequeña a los pocos minutos de nacer.
Vista panorámica del Hospital de Cabueñes, donde tuvo lugar el fallecimiento de la pequeña a los pocos minutos de nacer. / JORGE PETEIRO
  • «Dicen que una parte de la historia clínica se perdió y el resto no la quieren entregar», critica el Defensor del Paciente

La asociación del Defensor del Paciente remitió ayer una carta al presidente del Principado, Javier Fernández, y al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, en la que acusa al Hospital de Cabueñes de no querer facilitar a una paciente su propia historia clínica y la de su hija, fallecida nada más nacer por lo que la entidad considera «una presunta negligencia médica».

Todo comenzó, relatan desde el Defensor del Paciente en la misiva remitida a Fernández y Del Busto, el pasado 27 de febrero, cuando una mujer que responde a las iniciales de M. C. C. S. acudió al centro hospitalario gijonés para dar a luz a su hija. Se encontraba en la semana 38 de gestación. Sin embargo, continúa el documento, «lo que debía ser el día más feliz de su vida, con el nacimiento de una preciosa niña sana, se convirtió en una pesadilla debido a la demora del servicio de Ginecología» del Hospital de Cabueñes. Según explican desde la asociación, a la paciente se le practicó «una cesárea tardía», lo que propició que la pequeña naciese «en estado grave» debido a la pérdida de bienestar fetal». Se habla de pérdida de bienestar fetal cuando el bebé recibe menos oxígeno, lo que puede ocasionar daños irreparables en los tejidos cerebrales e incluso, como finalmente sucedió, la muerte del recién nacido. De hecho, según recoge la carta, la pequeña falleció «a los pocos minutos de nacer» pese a las maniobras de reanimación que le practicaron los sanitarios.

Tras este duro trago, los padres de la recién nacida solicitaron «hasta en dos ocasiones y por escrito» que les fuese entregada la historia clínica completa, tanto de la madre como de la pequeña, ante el servicio de Atención al Paciente del hospital. «Lejos de explicar lo ocurrido, dicho servicio contestó, mediante un escrito fechado el pasado 4 de octubre, afirmando que una parte de la documentación solicitada se perdió y que el resto no se lo quieren facilitar, alegando que 'no forma parte de las atribuciones del Hospital de Cabueñes ni de su servicio de Ginecología la entrega de la historia clínica'», explica la asociación en su escrito. Ante semejante respuesta, agregan, la madre de la pequeña fallecida «se presentó en Atención al Paciente de Cabueñes, donde insistieron en la denegación injustificada de hacerle entrega de la historia clínica, sin aplicar la más mínima empatía y sensibilidad hacia unos padres que lo perdieron todo».

Desde el Defensor del Paciente aseveran que «tal impedimento no es solo ilegal, sino contrario a los valores y principios éticos más elementales», pues se está denegando a los padres el acceso a los informes que les ayudarían a «conocer los motivos por los que su hija ya no está entre ellos». El derecho del paciente a acceder a su historia clínica, recuerda la asociación, está regulado por ley. Por ello, recalcan, «semejante denegación supone una actitud intolerable» y piden a «las autoridades sanitarias asturianas que corrijan el indecente comportamiento de este hospital y procedan a la inmediata entrega de la historia clínica» a la familia.

El Hospital de Cabueñes, por su parte, aseguró ayer a este diario que la mencionada documentación ya fue entregada a la madre de la niña fallecida.