El Comercio

Detenido por robar del interior de un coche policial un arma y una placa

  • Un conocido delincuente asaltó el vehículo que un inspector jefe destinado en Oviedo había dejado estacionado en La Arena. La pistola fue recuperada

Dejó aparcado el coche policial camuflado en una calle del barrio de La Arena y cuando regresó horas después se percató de que le habían robado el arma reglamentaria, la placa y la cartera. Un inspector jefe de la Policía Nacional destinado en Oviedo fue víctima el domingo de un robo en el interior del coche de trabajo que utilizó para desplazarse hasta Gijón, supuestamente, acompañado de su familia y en una visita privada a la ciudad. Los hechos ocurrieron el domingo al mediodía, en una calle muy transitada.

El propio afectado se percató de lo ocurrido cuando regresó después de comer en un establecimiento hostelero próximo. Comprobó que la ventanilla estaba fracturada y que del interior faltaba su cartera, su placa policial identificativa y, lo que era peor, su pistola de trabajo, que debe estar custodiada en todo momento. El funcionario alertó a sus compañeros y rápidamente se puso en marcha una investigación para identificar al autor del asalto y recuperar cuanto antes el arma.

Cámara de seguridad

El azar quiso que el episodio delictivo quedase recogido en las grabaciones de la cámara de seguridad de un bazar chino ubicado justo al lado de donde el policía había estacionado el denominado 'k' -coche policial sin rotular-. En las imágenes se veía claramente cómo un hombre se aproximaba al turismo y como tras conseguir acceder al interior se apoderaba de los objetos y huía precipitadamente. El individuo en cuestión es un viejo conocido de las fuerzas de seguridad, con medio centenar de arrestos a sus espaldas, la mayoría de ellos por robos en vehículo.

El sospechoso pudo ser localizado horas después. Llevaba encima el arma que le había robado al inspector jefe. Tanto las patrullas de la Policía Local como las de la Policía Nacional habían sido avisadas de la necesidad de encontrar en el menor tiempo posible al sospechoso, al tiempo que las alertaba de su peligrosidad por el hecho de ir armado.

Investigación interna

En el momento de su detención no opuso resistencia y entregó el arma a los agentes. Sin embargo, ni la placa ni la cartera pudieron ser recuperadas, ya que el propio individuo manifestó que las había tirado a un contenedor de basura. Los camiones de Emulsa ya habían retirado el contenido del depósito en cuestión cuando los agentes se dispusieron a inspeccionarlo.

El delincuente fue arrestado y puesto a disposición del juzgado que realizaba las funciones de guardia en Gijón. Paralelamente, la Jefatura Superior de Policía de Asturias ha abierto una investigación interna para determinar si el inspector jefe incurrió en alguna irregularidad en el uso del vehículo policial y en la custodia de su arma reglamentaria.

El funcionario es el coordinador de seguridad de una instalación deportiva de Oviedo.