El Comercio

«Frustración» vecinal por el rechazo a sus ideas en los presupuestos participativos

La pista de La Algodonera es la más votada.
La pista de La Algodonera es la más votada. / PURIFICACIÓN CITOULA
  • Varias asociaciones critican que la «falta de diálogo no permite mejorar» las propuestas rechazadas para que puedan seguir adelante

«Es frustrante que te pidan que participes y tú te molestes en estudiar, trabajar y presentar propuestas que luego chocan con un muro». Son palabras de la presidenta de la asociación de vecinos Jovellanos del centro, Maite Cuevas, en referencia al proceso de presupuestos participativos, pero podrían ser las de otros líderes vecinales que en las últimas semanas vieron como sus ideas eran rechazadas por motivos técnicos. «Trabajas duro por lograr que el barrio mejore y a la hora de la verdad no acaban de salir los temas», apuntaba, por su parte, Carmen Duarte, al frente de la asociación Fumeru de El Llano.

En total, fueron denegadas 156 de las propuestas presentadas por entidades y particulares a través de la plataforma habilitada por el Ayuntamiento en internet y respaldadas por más de una treintena de votos, de las que 32 procedían de asociaciones vecinales. Asimismo, 31 de las propuestas presentadas por los vecinos a través de los consejos de distrito fueron rechazadas, mientras que otras 28 resultaron aprobadas.

Ninguna de las cuatro propuestas que la asociación vecinal Jovellanos presentó mediante la plataforma digital recibieron el visto bueno de los técnicos. «Pedíamos, una escuela de 0 a 3, un centro municipal, unas piscinas y un polideportivo, pero, al parecer, no hay sitio para nada de esto y de nuevo el centro es el gran olvidado», lamentó Cuevas.

Tampoco fueron aprobadas las propuestas presentadas por la asociación Santiago de Nuevo Gijón, Perchera y La Braña para «permeabilizar» la avenida Príncipe de Asturias, crear una rotonda en el cruce entre las calles Velázquez y Dolores Ibárruri y las avenidas de la Constitución y Oviedo y adecuar los locales públicos de la zona sur para que sean accesibles. «Viendo el proceso de participación que se nos propuso en un principio, deficiente a la hora de poder garantizar la participación real de asociaciones y vecinos, esperábamos algo así», aseveró su presidente, Roberto Porras. A su juicio, a la «falta de información sobre las propuestas» se suma la «ausencia de diálogo y, por tanto, la posibilidad de mejorar o adecuar las propuestas técnicamente inviables para que puedan seguir en el proceso».

Una afirmación, esta última, con la que se mostraron de acuerdo desde Nuevo Roces. «Es frustrante que presentes propuestas razonadas y documentadas esperando un poco de receptividad y solo encuentres negativas, sin posibilidad de diálogo para tratar de alcanzar un acuerdo», aseveró el secretario de la asociación vecinal, Óscar Martínez.

Balance positivo

No obstante, el balance general de esta primera edición, recalcó el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de la zona urbana, Adrián Arias, es «positivo. Teniendo en cuenta el poco tiempo y recursos con los que contaban los técnicos, creo que la cosa salió bastante bien. Incluso logramos rescatar tres propuestas cuyo rechazo considerábamos demasiado subjetivo: la creación de un centro cultural en el Polígono, la construcción de una acera en el tramo comprendido entre el camino de los Caleros y el Santuario de Contrueces en la carretera del Obispo y la ampliación del parque infantil de Nuevo Roces», explicó. Las propuestas rechazadas, agregó, lo fueron por razones técnicas justificadas y muchas de ellas serán retomadas en un futuro dentro de otros planes, como el de Movilidad. «Lo importante es que todo el trabajo que llevaron a cabo tanto particulares como entidades se mantenga, que no se tire a la basura. El Ayuntamiento debe aprovechar este caudal de propuestas para saber por dónde deberían ir futuras actuaciones de acuerdo con el sentir de los vecinos y la federación trabajará por ello», señaló.