El Comercio

España pide un aumento de cuota del bonito que evitaría cerrar el caladero

José Miguel Corvinos, director de Recursos Pesqueros y Acuicultura, presidió la reunión.
José Miguel Corvinos, director de Recursos Pesqueros y Acuicultura, presidió la reunión. / MAGRAMA
  • Lo fundamenta en informes técnicos sobre el estado del recurso que alejan el temor asturiano a un reparto por regiones

El cierre del caladero de bonito este año para no superar la cuota asignada a España (14.917 toneladas) constituyó un hecho inédito que podría no volver a repetirse en los próximos años, ya que el Gobierno del Estado defenderá en la próxima reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (Iccat) que los informes técnicos avalan un importante aumento del cupo de bonito del norte (atún blanco) por el buen estado del recurso.

Así lo comunicó ayer el director general de Recursos Pesqueros y Acuicultura, José Miguel Corvinos, a representantes del sector pesquero, según informó a EL COMERCIO el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, Dimas García, que apoya sin paliativos la propuesta por el beneficio que puede suponer para la flota asturiana, especialmente frente a la alternativa de repartir cuota por comunidades, ya que dejaría de hacer falta.

Según Dimas García, la cuota total de bonito del norte en el Atlántico fue este año de 28.000 toneladas, de las que a España le correspondieron 14.917 toneladas (lógicamente, Canarias incluidas). El objetivo de nuestro país en la reunión del Iccat prevista entre los días 14 y 21 de noviembre, en Vilamoura (Portugal), según la misma fuente, es llegar a las 38.000 toneladas para todo el Atlántico o, como mínimo, 36.000, ya que los informes técnicos avalarían ese incremento importante.

En esas condiciones, España conseguiría un aumento proporcional que resolvería los problemas de este año, ya que difícilmente se llegaría a completar el cupo o, en caso de que eso ocurriera, reflejaría una muy buena temporada para la flota.

Reparto en cuarentena

Ni que decir tiene que, además, una previsión de cuota sobrante convertiría en innecesario establecer repartos por comunidades autónomas, que es una de las cosas que la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias teme porque las experiencias en ese sentido referidas a otras especies no fue precisamente buena para la región.

En todo caso, la satisfacción de Dimas García por las noticias recibidas, que servirán de poco si el Iccat no aprueba la propuesta española, no impidió su queja por la cesión a Francia de algo más de mil toneladas de bonito del norte, a cambio, eso sí, de pixín y merluza del Norte, que benefician poco a la flota asturiana.

El caso es que no solo se dio una cuota que acabó haciendo falta para evitar el cierre del caladero, sino que se dieron facilidades a una flota bonitera, la gala, que usa redes de arrastre pelágico y extorsiona a los barcos españoles, que usan artes tradicionales y practican una pesca mucho más sostenible.

Aunque las perspectivas no son malas, ya que los informes técnicos suelen pesar mucho a la hora de tomar decisiones, el futuro sobre la pesquería de bonito del norte la diseñará el Iccat a partir del 14 de noviembre.