El Comercio

La obra afecta desde colectores hasta gasoductos

Los trabajos previos para acometer la conversión en autovía de la carretera entre Lloreda y Veriña no serán fáciles. El caso es que los autores del proyecto han detectado numerosos servicios que deberán ser desviados para no suspender su funcionamiento. Y es que hay cuestiones tan variadas que van desde colectores hasta gasoductos, pasando por tuberías o grandes cintas transportadoras. También son variadas las entidades que se podrían ver perjudicadas.

Sin perjuicio de que durante la obra el contratista se pueda encontrar sorpresas, las interferencias encontradas hasta el momento son 12 colectores y 17 tuberías de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) y si bien en la mayoría de los casos el problema se solventa con acometer desvíos, en ocasiones será necesario construir nuevas estructuras.

Alta tensión

Hidroeléctrica del Cantábrico también se ve afectada. En concreto, se trata de cuatro gasoductos -en uno de los casos será necesario construir uno nuevo-, tres líneas aéreas de alta tensión, una subterránea también de alta tensión y cuatro de baja tensión. Telefónica deberá actuar sobre seis canalizaciones delegónicas y dos tendidos aéreos. A la Dirección General de Tráfico le afectan canalizaciones de comunicaciones y un pórtico de señalización. Tanto el Ayuntamiento de Gijón como el Principado deberán actuar sobre la red de alumbrado público de la zona. Finalmente, Arcelor-Mittal se verá afectado por la cinta transportadora que salva la actual calzada de la carretera, en Veriña, y deberá construir un nuevo pórtico con una anchura de 29,7 metros.

Es más que posible que cuando se adjudique la obra el contratista se encuentre con servicios que aún no se han detectado. En ese caso, deberá ponerse en contacto con el titular en cuestión, que será el encargado de retirarlo o dejarlo fuera de uso. Pero hay que tener en cuenta que algunos de ellos suponen también un riesgo para la seguridad de las personas que trabajan, motivo por el cual deberán de ser los proveedores quienes actúen en caso de necesidad.