El Comercio

Roba en trasteros de un edificio de La Arena efectos valorados en 8.000 euros

El rastreo se centró en la playa de Peñarrubia, el parque de La Providencia (en la imagen) y La Ñora.
El rastreo se centró en la playa de Peñarrubia, el parque de La Providencia (en la imagen) y La Ñora. / AURELIO FLÓREZ
  • El arrestado, de 54 años y sin antecedentes, tenía arrendada una de las estancias, si bien adeudaba varias mensualidades

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han arrestado a un ciudadano de 54 años, natural de Mieres y vecino de Gijón, por robar en trasteros y plazas de garaje en La Arena y apoderarse de efectos valorados en aproximadamente 8.000 euros.

«El pasado 12 de octubre, mientras un agente se encontraba fuera de servicio paseando con su familia por la zona centro, pudo reconocer a un hombre que estaba siendo buscado por el grupo de Policía Judicial de la Comisaría de El Coto», explicaron fuentes policiales. Alertó a sus compañeros para que se presentase en el lugar una patrulla del 091. Los funcionarios comprobaron que «efectivamente se trataba del presunto autor de varios robos con fuerza en trasteros y plazas de garaje de un edificio».

Las sustracciones tuvieron lugar a finales del mes de agosto. El inquilino de uno de los trasteros observó que la cerradura abría mal y la estancia se encontraba revuelta. Días después se percató de que le faltaban varias botellas de vino, una cámara de vídeo, unos prismáticos y otras botellas de licores. Comprobó que las cerraduras de otros trasteros presentaban daños y dos de ellos estaban abiertos. «Vio además cómo un individuo sacaba mercancía de uno y la introducía en otro», por lo que decidió llamar a la propietaria y a la Policía Nacional. Cuando los agentes llegaron, el individuo ya no se encontraba allí, aunque comprobaron que las cerraduras habían sido forzadas.

Deudas con el propietario

Los propietarios de los trasteros violentados presentaron la correspondiente denuncia, «sospechando de uno de los inquilinos, ya que les debía varias mensualidades y su descripción coincidía con la del hombre que sacaba material de una de las estancias».

En total, hubo cuatro trasteros afectados. Denunciaron en la Comisaría la sustracción, entre otras cosas, de una bicicleta valorada en 3.000 euros, material informático, material deportivo valorado en aproximadamente 200 euros, así como material eléctrico por valor de 4.000 euros. También faltaban herramientas y materiales de construcción.

Las pesquisas llevadas a cabo por la Policía Judicial permitieron recabar «toda la información aportada en las denuncias y cerrar las sospechas sobre el individuo que tenía alquilado uno de los trasteros». El hombre carece de antecedentes y fue puesto a disposición del juzgado que realiza las funciones de guardia. El titular determinó su puesta en libertad con cargos a la espera de que avance la instrucción.

La Policía Nacional trata ahora de localizar los efectos que fueron sustraídos de los trasteros del edificio del barrio de La Arena para devolvérselos a sus legítimos propietarios.