El Comercio

El grupo de presión fundará una sociedad si logra apoyos suficientes

  • Los técnicos valoran aliarse con Ferrmed para aprovechar su experiencia y mejorar la rentabilidad de la propuesta asturiana

Detrás de la Plataforma Tecnológica de los Túneles de Pajares está como presidente Vicente Luque Cabal, exdirector de Hunosa, y ex jefe adjunto del Programa de Redes Transeuropeas de la Comisión Europea. También le acompañan el decano del Colegio de Geólogos José Antonio Sáenz de Santa María, o el ex director general del Idepa Víctor González Marroquín. A la promoción del 'lobby' se han unido profesionales de otros ámbitos.

Por ahora, la constitución del grupo de presión no pasa de las conversaciones informales. Los impulsores, sin embargo, irán moviendo sus cartas en función de la respuesta que reciban de las organizaciones sindicales, patronales, alcaldes, Principado, y grupos políticos. Si la disposición es favorable, el objetivo final sería constituir una sociedad, con capacidad para hacer tareas de intermediación en los centros donde se decide la política de transportes. Esto es, con capacidad de representación en Madrid y en Bruselas.

El modelo de referencia para ello es Ferrmed, el grupo de presión ideado desde la iniciativa privada para promover un gran corredor de mercancías ferroviarias de 13.000 kilómetros que desde el mediterráneo español mueva la carga hasta Noruega, atravesando centroeuropa. Esta sociedad se registró como tal en el año 2004, tiene más de 140 empresas, universidades y organismos asociados, y ha desarrollado una intensa actividad para convencer a diputados, ministerios y comisarios de la UE.

Los técnicos asturianos ven en Ferrmed el camino a seguir, pero también valoran asociarse con el colectivo. Según mantiene Vicente Luque, la promoción del corredor mediterráneo no representaría tanto competencia para el proyecto asturiano, como una oportunidad. «Somos complementarios; ahora para que te den ayudas hay que acreditar que eres viable y en eso nos puede venir bien una alianza con ellos», sostiene el presidente de la plataforma.

Por ahora las conversaciones mantenidas han permitido que la patronal Fade y el Principado de Asturias saluden la idea y le presten apoyo público. «Todo el mundo está de acuerdo en que hay que hacer algo y Asturias no puede quedar impávida», afirma Luque.