El Comercio

Los peregrinos del Camino de Santiago tendrán una acera

La obra para convertir en autovía el tramo Lloreda-Veriña de la carretera AS-19 afecta al Camino Real y al de Santiago. Respecto al primero, se prevé que se reponga lo que se levante durante los trabajos para mantenerlo, pero con el Camino de Santiago la actuación irá más allá. Es cierto que solo se verá afectado el tramo comprendido entre las glorietas de Puente Seco y de Veriña pero, además de colocarse las correspondientes señales verticales, se mejorarán las condiciones de tránsito de los peregrinos mediante la construcción de una acera de 1,5 metros de ancho en el margen derecho de la vía en sentido a Avilés.