El Comercio

«Los políticos deberían usar la bici para dar ejemplo»

De izquierda a derecha, Mario Suárez del Fueyo, Aurelio Martín, Alejandro Seoane, David Alonso, David Ripoll, Ángeles López, Rafa Fernández, Esteban Aparicio y Celso Ordiales.
De izquierda a derecha, Mario Suárez del Fueyo, Aurelio Martín, Alejandro Seoane, David Alonso, David Ripoll, Ángeles López, Rafa Fernández, Esteban Aparicio y Celso Ordiales. / P. CITOULA
  • Asturies ConBici inaugura nuevo local en la ciudad, donde atenderán los martes y jueves por la tarde presencialmente

Placeres de la vida. Pedalear y pedalear no importa cómo: con la brisa en la cara, con lluvia o bajo un sol abrasador, no hay nada que se le resista a estos aventureros que día a día callejean por las calles asturianas. Y como la pasión por las dos ruedas está muy presente se va haciendo necesario un espacio en el que se puedan compartir «dudas, experiencias y sugerencias». Por ello, en la mañana de ayer, la asociación Asturies ConBici (ABC) inauguró, en la calle de Puerto Cerredo, número 1, su primer local en la región.

«La bicicleta es una forma de vida». Así, lo explicaba el presidente de la asociación, David Ripoll, quien estuvo acompañado en la cita tan «especial» por amigos, socios y simpatizantes de la entidad. «Este local es un nuevo punto de referencia para que aquellos que tengan dudas o sugerencias se acerquen». Es el primero, pero no será el último, «queremos abrir más por otras ciudades de Asturias», apuntaba.

Y es que para que la bicicleta sea más visible son necesarias «muchas más» y mejoras en la normativa de circulación de tal forma que se consiga «hacer cosas para que el ciclista sienta que puede circular bien». Cosas tan sencillas, como incluirla en otros medios de transporte, generar más carriles bici o permitir que circulen por zonas peatonales. Estas y más son las sugerencias que desde la asociación promueven, pues quieren que la bicicleta deje de ser vista como un estorbo y se empiece a usar más. «Los políticos deberían desplazarse en bici para dar ejemplo a la ciudadanía», añadió.

El avilesino Juaco Rodríguez tomó nota e hizo los deberes a la perfección. A eso de las once de la mañana él y un grupo de diez personas pusieron rumbo desde Avilés hasta Gijón para llegar a tiempo a la inauguración. Lo mismo hizo desde Oviedo otro grupo de intrépidos ciclistas, entre los que estaba Paco Juanes, quien lleva en la asociación «desde hace más de siete años», un reto por el que seguirá pedaleando para coronar nuevos puertos.

La «felicidad y la vitalidad» está presente en sus 320 socios. Y eso se consigue solo con dos ruedas.