El Comercio

Afronta dos años y medio de cárcel por difundir mensajes de su exmujer

  • La Fiscalía considera que el acusado se apropió del móvil de la víctima y recuperó conversaciones de Whatsapp para difundirlas por correo

El ministerio fiscal solicita dos años y medio de prisión para un hombre acusado de «acceder a conversaciones privadas que su exmujer había mantenido por móvil, que ya habían sido borradas, y difundirlas por correos electrónicos entre familiares, amigos y compañeros de trabajo de ella». La vista oral está señalada para hoy en el juzgado de lo Penal número 1 de Gijón.

La fiscalía recoge en su escrito de calificación que «en febrero de 2014 el procesado se apoderó del teléfono móvil de su exmujer y, con la intención de vulnerar su intimidad, utilizó un programa de ordenador y logró acceder a conversaciones de Whatsapp de tipo personal que la mujer ya había borrado para difundirlas a través de correo electrónico».

El representante de la acusación pública apunta que los hechos son constitutivos de un delito de descubrimiento y revelación de secretos. Solicita, además de la pena de dos años y medio de cárcel, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como el abono de las costas derivadas del procedimiento judicial y el pago de una indemnización a la mujer de 1.000 euros por daños morales.