El Comercio

Arrestado por propinarle un puñetazo a un policía en el Puerto Deportivo

  • El agente había acudido con un compañero a un establecimiento por la presencia de dos clientes problemáticos

Un hombre de 29 años, vecino de León, fue detenido la madrugada del sábado por propinarle un puñetazo a un policía uniformado que había acudido a la llamada de una clienta de un bar del Puerto Deportivo por las molestias que estaban causando el luego arrestado y un amigo. Los dos individuos fueron expulsados del establecimiento hostelero «por ocasionar problemas a los allí presentes», según explicaron fuentes oficiales de la Comisaría. Cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el local, y mientras se entrevistaban con uno de los hombres, su amigo, «sin mediar palabra le propinó un puñetazo en la cara a uno de los agentes uniformados, lo que le hizo caer al suelo».

«No consiguieron reducirle dada la agresividad que mostraba y la fuerza que empleaba, por lo que tuvo que ser esposado e inmovilizado con ayuda de otros agentes que habían acudido en apoyo de los primeros al comprobar que la intervención empezaba a complicarse», añadieron desde la Comisaría.

Un día después, en el barrio de La Calzada, un individuo de 55 años, natural de Langreo y vecino de Gijón, fue arrestado como supuesto autor del ataque con un arma blanca a otro hombre a las puertas de un bar. Según uno de los involucrados, «el otro le abordó diciéndole que le conocía de cuando eran jóvenes y que se acordaba que le había pegado una paliza». En ese momento, le amenazó con «cortarle la yugular», por lo que la víctima salió corriendo para evitar ser alcanzado.

Cortes en los antebrazos

«La Policía fue alertada de los hechos, pero una vez que se personó en el lugar ya no estaba ninguno de los dos hombres. Localizó posteriormente a la víctima, con cortes en los antebrazos, y con la descripción facilitada pudo conocer el paradero del presunto atacante», señaló la Policía. El sospechoso tenía las manos ensangrentadas y «estaba jactándose de que había amenazado de muerte a una persona y le había intentado clavar una navaja».

No fueron las únicas intervenciones del Cuerpo Nacional de Policía durante el pasado fin de semana. La noche del viernes intervinieron en dos altercados de clientes en sendos establecimientos hosteleros del barrio de El Llano y de la zona de Fomento. En el primero de ellos fue arrestado un hombre de 33 años que «se enfrentó a los clientes y a los dueños de un bar de El Llano». Cuando llegaron los agentes, «no desistió de su actitud agresiva y hacía caso omiso a los requerimientos de los mismos, profiriendo insultos y manotazos». Tenía varios antecedentes por delitos de malos tratos físicos y contra la seguridad del tráfico.

La segunda de las intervenciones tuvo lugar la misma noche y se saldó con el arresto de un joven de 32 años, nacido en Huelva y vecino de Villanueva de Oscos. «Estaba causando problemas en un local de Fomento, golpeando y orinando en la puerta y se mostró luego violento con los agentes», apuntó la Policía.