El Comercio

Fernández de la Vega insta a combatir la violencia machista desde el Estado

Marcelo Palacios, Eva Illán, María Josefa Miranda, Guillermo Martínez, Santiago García Granda y Félix Baragaño.
Marcelo Palacios, Eva Illán, María Josefa Miranda, Guillermo Martínez, Santiago García Granda y Félix Baragaño. / JOAQUÍN PAÑEDA
  • Una alumna de Secundaria preguntó a los ponentes «cuándo cobrarán igual hombres y mujeres». Dentro de «75 ó 80 años», respondió una experta

María Teresa Fernández de la Vega, quien fuera vicepresidenta primera del Gobierno con Zapatero entre 2004 y 2010, pidió ayer en el marco del IX Congreso Internacional de Bioética hacer del combate a la violencia de género «una cuestión de Estado». Fernández de la Vega defendió que esta lacra social «hay que abordarla desde una perspectiva de Estado, porque afecta no solo a la víctima, su familia o el maltratador, sino al conjunto de la sociedad».

La también consejera permanente de Estado aseguró que este tipo de violencia, que calificó como «la expresión más indigna de la desigualdad entre hombres y mujeres , deriva de un modelo social patriarcal que durante siglos ha hecho de lo masculino «un valor preponderante» y de lo femenino «un valor subordinado». Según la presidenta de la Fundación Mujeres por África, la lucha contra este tipo de maltrato no acaba de ser asunto de Estado porque «no desestabiliza ni social ni política ni económicamente al sistema».

Fernández de la Vega defendió que, en relación con este fenómeno global que siega cada año miles de vidas femeninas en todo el mundo, «no se puede bajar la guardia». «Aunque se ha logrado una visibilidad mayor respecto a la que había hace unos años sobre este problema, ésta debe hacerse aún mayor al igual que la concienciación social», remarcó. La exvicepresidenta primera del Gobierno reiteró que para luchar contra la violencia machista «deben implicarse las instituciones abordándose desde una política de Estado, pero también desde la perspectiva de la educación, los valores y desde todos los ámbitos».

Pacto social del Principado

La ponencia de María Teresa Fernández de la Vega, que compartió mesa redonda con Victoria Camps, Marisa Soleto y Soledad Murillo, fue una de las más destacadas de la jornada inaugural del Congreso de Bioética en el Palacio de Congresos del recinto ferial Luis Adaro. La reunión lleva por lema 'Las violencias contra las mujeres'. Los ponentes hablaron para un público mayoritariamente joven. Cientos de alumnos de Secundaria de varios centros gijoneses abarrotaron los asientos entre el público. Una estudiante gijonesa lanzó una pregunta que se convirtió, al momento, en la anécdota de la jornada. Quiso saber «¿cuándo cobraremos el mismo sueldo hombres y mujeres?». Una pregunta de difícil respuesta. «Al ritmo actual de avances y retrocesos igual pasan 75 ó 80 años», respondió una de las ponentes. Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres, les dio otro consejo a los adolescentes: «No se puede construir una relación afectiva basada en el control. No es buena idea mirar el móvil de tu pareja».

El consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, destacó el compromiso de la sociedad asturiana en la lucha contra «uno de los mayores déficit de la democracia». Una lacra que en Asturias se combate, dijo, con el Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres, que se concreta en 150 medidas y 8,9 millones de euros de presupuesto hasta 2019. La edil de Bienestar Social, Eva Illán, habló de «pandemia» y destacó que «una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o psíquica en el mundo y más de 4,5 millones de niñas son objeto de trata».