El Comercio

Las instalaciones abandonadas serán demolidas mañana

Las naves de Vulcanizados Trancho y en la que antiguamente acogía el centro asistencial Calor y Café comenzarán mañana a ser derribadas, una vez que la constructora que adquirió los solares ha conseguido los permisos necesarios para su derribo. Los vecinos de la zona venían reclamando esta operación para evitar la ocupación de indigentes, los que, según sus denuncias, provocan los continuos altercados en el barrio.