El Comercio

Ocho años de «desfiles por la vida»

Desfile celebrado el pasado año por mujeres de la Casa de la Vida.
Desfile celebrado el pasado año por mujeres de la Casa de la Vida. / JORGE PETEIRO
  • La Sala Albéniz acogerá mañana la tradicional pasarela en la que mujeres afectadas por un tumor mamario se convierten en modelos por un día

  • La Fundación Bruno Salvadori se suma a los actos del Día del Cáncer de Mama

Es su momento. Un momento que llevan meses preparando a pesar de la quimio o la radioterapia a la que muchas de ellas se han tenido que someter. Son mujeres que han sufrido un tumor mamario y que, de la mano de la Casa de la Vida y de la Fundación Bruno Salvadori Lions, volverán a plantarse sobre un escenario para celebrar el VIII Desfile por la Vida convirtiéndose en modelos por un día. La cita será mañana, miércoles, Día Mundial contra el cáncer de mama. La Sala Albéniz acogerá, a las ocho de la tarde, esta tradicional actividad con la que se busca concienciar a la población y a la sociedad sobre la importancia de investigar sobre enfermedades de origen oncológico.

En Asturias, cada año, más de seiscientas mujeres son diagnosticadas de un tumor en el pecho. La Casa de la Vida puso en marcha hace siete años «un proyecto que pretendía integrar a mujeres enfermas de cáncer de mama», relata su presidenta Carmen de Gainza.

«Es un tumor que atenta con crueldad a la imagen de las mujeres: pérdida de pecho, de pelo, cambio de peso, depresión... son solo algunas de las consecuencias, tanto de la dolencia como de su tratamiento», recuerda. «Las afectadas, sus familias y sus amigos, tienen que pasar por un proceso de adaptación a estos cambios». La Casa de la Vida intenta dar contención y ayudas a las mujeres que pasan por este proceso. «Nada mejor que las propias enfermas que, en esta Casa en la que las inquilinas hablan todas el mismo lenguaje, encuentran el apoyo y comprensión que necesitan e, incluso, se hacen preguntas que no se atreven a hacer a sus propios médicos», señala De Gainza. La entidad funciona con un presupuesto de 10.000 euros anuales, con los que sufraga todas las actividades. El desfile-baile que se celebra mañana en la Sala Albéniz, «protagonizado por las mujeres que han padecido un cáncer, es el acto estrella de una jornada dedicada por entero a la lucha contra el tumor de mama», señaló Carmen de Gainza que invita a todo el mundo a acudir.