El Comercio

«Ellos son los auténticos psicólogos»

De pie, Antonio Vaz, Maximino Rozada, Carlos Miranda, Gerardo Ordás, Roberto Fernández, Javier Rionda, Darío Marbán, Luciano Castañón, Oscar Gavino, Manuel Amador Moreno, Víctor Manuel García, Juan Alfredo Alonso, Sergio Puente y Víctor Nájera. Sentados, María del Pilar Menéndez, Esther Manzano, María Jesús Díaz, Ángel Sierra y Camilo Sousa.
De pie, Antonio Vaz, Maximino Rozada, Carlos Miranda, Gerardo Ordás, Roberto Fernández, Javier Rionda, Darío Marbán, Luciano Castañón, Oscar Gavino, Manuel Amador Moreno, Víctor Manuel García, Juan Alfredo Alonso, Sergio Puente y Víctor Nájera. Sentados, María del Pilar Menéndez, Esther Manzano, María Jesús Díaz, Ángel Sierra y Camilo Sousa. / PALOMA UCHA
  • 17 profesionales de la hostelería recibieron el reconocimiento de Costa Verde

  • Víctor Manuel García fue nombrado 'Gijonés Ejemplar' por mantener durante 37 años con su pub «el santo y seña de la noche en la ciudad»

Comenta el doctor Vizoso, experto en la investigación con células madre uterinas, que la hostelería hace de Gijón «una ciudad mucho más agradable y acogedora». Que en los días más bajos, el papel de estos profesionales es incuestionable, llegando a realizar funciones que, en principio no les corresponden. «Son, en definitiva, los auténticos psicólogos», asume entre risas. Fruto de su labor por la ciudad recogió hace cuatro años el galardón de 'Gijonés Ejemplar' que otorga desde 1994 el Grupo de Hostelería Costa Verde. Ayer, este privilegio recayó sobre uno de los grandes nombres de la noche gijonesa en las últimas décadas. Su nombre, Víctor Manuel García, encargado de regentar durante 37 años Casa Víctor, un clásico de Cimavilla.

«Ni me había planteado que me fuesen a dar el galardón. Es todo un honor ya que reconoce mi trayectoria dentro de esta ciudad», expresó el cantante. De las paredes de su pub surgió el himno popular más recurrente de la villa, el 'Gijón del Alma', aprendido e interiorizado por varias generaciones. «Recuerdo con mucho cariño el pub, ya que se convirtió en el santo y seña de la noche gijonesa y sirvió para alegrar la noche a gente de aquí y de fuera. Era un sitio muy sano, en el que no había problemas», sintetiza el homenajeado. Así, Víctor recoge el testigo del cuerpo técnico del Sporting, que recibió este gran premio de la hostelería por la consecución del ascenso y, al año siguiente, de la permanencia con unos recursos limitados.

Firmas para el Betis

El trabajo de este cantante de Cimavilla no fue el único recompensado en esta fiesta de la hostelería. Diez sidrerías, salas y restaurantes recibieron la distinción de Costa Verde en forma de insignia y diploma. Además, seis estatuillas -además de la de 'Gijonés Ejemplar- valoraron la trayectoria de Darío Marbán (mejor escanciador), Luciano Castañón (barman del año), Camilo Sousa (premio a medios de comunicación), Esther Manzano (a Gloria como local del año), Juan Alfredo Alonso (camarero del año) y a María Jesús Díaz (por destreza, simpatía y sonrisa).

Asimismo, el grupo hostelero presentó un libro de firmas que estará presente en más de 500 locales de la ciudad. Este cuadernillo servirá para que la afición sportinguista transmita al Betis sus mensajes de apoyo y gratitud tras los actos de hermanamiento que se dieron cita en temporadas pasadas. «Ya que visitan El Molinón en el último partido de la temporada aprovecharemos para entregárselas personalmente a la directiva verdiblanca», explica Sergio Puente, presidente de la agrupación hostelera.