El Comercio

Gobierno local y hosteleros acuerdan «consensuar» el calendario de citas lúdicas

Reunión entre el gobierno local y los representantes de Otea.
Reunión entre el gobierno local y los representantes de Otea. / J. PETEIRO
  • Otea plantea realizar actividades específicas para dinamizar la vida de los barrios, como jornadas culinarias o magüestos, a partir de 2017

El gobierno local de Foro y la cúpula de la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea) acordaron ayer de ahora en adelante «consensuar» entre ambas partes el calendario de actividades y citas lúdicas para contribuir a desestacionalizar de forma efectiva la oferta turística de la ciudad. Se trata de que no se vuelvan a repetir quejas como las que surgieron entre el sector hostelero la pasada Semana Santa por la concentración de la oferta en la zona Este con los food trucks en el parque de Isabel la Católica y la Primera Sidre L'Añu en el Pueblo de Asturias. El concejal de Turismo y Festejos, Jesús Martínez Salvador, explicó que hay eventos que están ya consolidadas en el calendario gijonés, pero en cambio hay otras propuestas de más reciente creación donde sí considera que es posible hacer «leves cambios y ajustes» para no perjudicar a nadie. «No se trata de hacer un replanteamiento total de la programación, pero sí de pensar más a la hora de planificar el calendario», expuso.

Martínez Salvador avanzó que ayer se acordó otra reunión con la patronal hostelera antes de que finalice el año para configurar un calendario que permita captar turistas durante todo el año y que se abrirá con el Antroxu con «una programación potente de colaboración público-privada».

El presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, aseguró que su asociación ha trasladado al Ayuntamiento un conjunto de propuestas y preocupaciones. Entre las propuestas, la idea de realizar a partir de 2017 actividades específicas para dinamizar la vida de los barrios, como jornadas gastronómicas y magüestos. O la creación de un producto turístico de menús saludables aprovechando que Gijón es Ciudad Europea del Deporte.

Entre las preocupaciones Almeida enumeró cuestiones como la presencia de aves en las terrazas hosteleras, ordenanzas como la de contaminación atmosférica o la necesidad de una regulación de los mercadillos.