El Comercio

El PP reclama investigar el caso del niño disléxico sin escolarizar

  • Insta a la consejería a «corregir su error» y darle plaza en el centro solicitado

Marta García, la madre del niño disléxico gijonés que sigue aún sin escolarizar, ha encontrado también el apoyo del PP de Asturias. El diputado regional Pedro de Rueda reclamará «una investigación» al consejero de Educación, Genaro Alonso. La administración denegó al joven Hugo, de 17 años, que tiene necesidades educativas especiales, la plaza que su madre había solicitado en tiempo y forma en un centro escolar. Según el portavoz popular se trató de «un error» que después «ha sido reconocido», ya que la consejería entendió en un primer momento que «no se daban las condiciones para darle una de las plazas reservadas para los alumnos con necesidades educativas especiales», algo que ya tenía reconocido de cursos anteriores. Educación ha ofrecido a la familia «alternativas, pero la ley habla de libre elección de los padres y su madre eligió el colegio en el que debía estar». El presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, aseguró que «la consejería está vulnerando el derecho a la educación» del joven que, a estas alturas del curso, sigue sin escolarizar.

Mientras, la madre ha anunciado que acudirá a la justicia y el PP dice que seguirá presentando cuantas iniciativas políticas sean necesarias hasta que el caso se solucione. Los populares aseguraron que el de Hugo no es un «caso único» y la edil Sofía Cosmen recordó que el curso pasado tres chicas también de Gijón sufrieron una situación similar. «La consejería aparca a los niños, los saca del sistema», añadió.

«Chantaje inadmisible»

El consejero replicaba ayer mismo que la situación se originó en varios errores de la madre a la hora de pedir la plaza y que fue ella quien solicitó desescolarizarlo. «La consejería no ha cometido ningún error, hemos hecho lo indecible», remarcó en alusión a las alternativas propuestas. «El lunes, el director del Montevil nos comunicó las pretensiones de la madre, entre otras, contar con un acompañante emocional permanente», detalló Alonso, quien habló de «exigencias imposibles y chantajes inadmisibles».