El Comercio

El Puerto estimó la venta de los terrenos de Naval Gijón en cinco millones de euros

Terrenos de Naval Gijón. En primer término, los de Pymar, y detrás, los del Puerto de Gijón.
Terrenos de Naval Gijón. En primer término, los de Pymar, y detrás, los del Puerto de Gijón. / PALOMA UCHA
  • Se trata de un solar de 42.581 metros cuadrados, mientras Pymar posee los restantes 20.573

Si el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón decide hoy seguir adelante con el proceso de enajenación mediante subasta de los terrenos de la antigua concesión de Naval Gijón, habrá de llevar a cabo una tasación a partir de la cual establecer un precio mínimo para estos 42.581 metros cuadrados. Pero en 2012, el año en el que Emilio Menéndez (quien tramitó la declaración de innecesariedad de los terrenos) abandonó la presidencia de El Musel y fue relevado por Rosa Aza, ya se hizo un primer planteamiento para vender esta parcela. En aquel momento, se calculó que los terrenos podrían ser enajenados entre 2013 y 2015, y se calculó un precio de cinco millones de euros.

No obstante, quedaría otra parte del antiguo astillero de Naval Gijón, cuyo cierre se anunció en julio de 2007 y se llevó a cabo definitivamente a finales del año siguiente. En este caso se trata de los 20.573 metros cuadrados propiedad de la sociedad Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar), que se hizo con ellos en 2005 después de aminorar en 38 millones de euros la deuda que mantenía con la sociedad el astillero gijonés.

De cualquier modo, una tasación realizada por Pymar en 2011 redujo el valor del solar a 16 millones de euros. Pero no solo habría de hacer frente a esa reducción del 50% en el valor de los terrenos, sino al conflicto que mantiene con los 44 trabajadores despedidos de Naval Gijón y que exigen su recolocación y el pago de 77.000 euros en concepto de complemento a la compensación anticipada de la pensión. Pymar nunca estuvo de acuerdo con que hubiera adquirido compromiso alguno con los despedidos y menos con que existan sentencias que la obliguen a indemnizar a diez de estos trabajadores que están próximos a la edad de jubilación.

Que ahora la Autoridad Portuaria de Gijón pretenda sacar a subasta su parcela en Naval Gijón plantea otro problema, como es la falta de definición de los usos de esos terrenos, habida cuenta de que aún no se ha aprobado el nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Fernando Díaz, secretario comarcal de UGT-Gijón, reconoce que el propietario puede «hacer lo que desee, pero sería deseable que el PGO defina antes el uso de los terrenos. Parece un poco prematuro».

Díaz recordó que «UGT-Gijón apuesta por una economía basada en la industria y parece que cada vez cuesta más. No hay una apuesta seria por la industria, que es lo que hace falta si queremos salir de esta situación, porque no lo vamos a hacer solo con los servicios, que también son importantes». Por ello, cree que es necesario «resolver antes el tema de los usos del suelo» que la venta. También señaló que la Semana Negra se verá afectada, aunque puso especial acento en que «el problema de los 44 compañeros despedidos de Naval Gijón aún queda pendiente. Hay que ver qué consecuencias tendría la venta para ellos».

Si algo parece tener claro Fernando Díaz es que en los antiguos terrenos de Naval Gijón «no va a haber más industria».

De una opinión similar es Víctor Manuel Roza, secretario comarcal de Comisiones Obreras en Gijón, sindicato que tuvo ayer una reunión para analizar esta operación de la Autoridad Portuaria. Roza había apuntado a este periódico que «hay muchas cosas que solucionar antes de decidir algo», en referencia al uso del suelo, los 44 extrabajadores de Naval Gijón y a la futura ubicación de la Semana Negra.