El Comercio

Tomás Martínez de Miguel dirigirá la gestora de la Sociedad Filarmónica

Ramón Avello y Tomás Martínez, en primera fila, el transcurso de la asamblea.
Ramón Avello y Tomás Martínez, en primera fila, el transcurso de la asamblea. / AURELIO FLÓREZ
  • Dicho órgano conducirá de manera provisional la entidad hasta que este médico jubilado, único candidato a presidente, forme junta directiva

Todavía hay vida para la Sociedad Filarmónica Gijonesa. A raíz de la asamblea extraordinaria celebrada ayer, los socios de la entidad decidieron que Tomás Martínez de Miguel se ponga al frente de una junta gestora hasta que consiga formar un equipo directivo estable. Este médico jubilado fue el único en presentar una candidatura a presidente de la Filarmónica aunque, según afirmó, todavía necesitará unos meses «para tener a todos los miembros del equipo perfilados».

Entre las medidas que el nuevo encargado de la gestora plantea para su hipotético futuro mandato, Martínez puso sobre la mesa algunos de los aspectos que, en estos últimos tiempos, han comprometido la subsistencia de esta organización melómana centenaria. «Creemos que la solución para la Filarmónica está dentro y eso nos está encerrando en nuestro propio corsé. Tenemos que abrirnos a la sociedad ya que uno de los principios de la cultura es su universalidad», estimó. Con el objetivo de captar nuevos socios -el último recuento de abonos retirados apenas superó los 140-, el candidato presentó medidas como el fraccionamiento de la cuota para atraer a un público más joven o la necesidad de mejorar la visibilidad de la Filarmónica en los medios de comunicación. «No solo en la prensa escrita sino intentar aparecer en las televisiones regionales y en internet. Tampoco debemos abandonar nuestra presencia en los centros municipales integrados», argumentó el nuevo presidente.

Asimismo, también se trató un tema abordado en anteriores asambleas y que ya suscitó cierta polémica: la apertura de los conciertos programados a no socios de la Filarmónica. Por esta vía se aumentarían los ingresos percibidos por cada concierto y, además, se fomentaría la afición por la música de cámara. «De esta forma fomentaríamos que la gente no se haga socio para ir solo a los conciertos que le gusten», argumentó una socia contraria a la medida. Todas estas nuevas fórmulas, sin embargo, no se contemplarían hasta la formación de la nueva directiva.

«Quiero y seguiré queriendo»

Junto a Martínez, seis socios más formarán parte de esta gestora: Ramón Avello (vicepresidente), Cristina Redondo (tesorera), María José Carbajo (secretaria ), Miguel Rodríguez, Margarita Castaño y José Manuel San Emeterio (vocales).Luis Ortega, además, abandonó su cargo de presidente interino dedicando unas palabras de agradecimiento a todos los socios de la entidad. «Quiero y seguiré queriendo a esta Filarmónica, pero sé que necesita una nueva directiva para seguir funcionando», sentenció.