El Comercio

El Chas formaliza su «disconformidad» con el deslinde municipal de una finca

Parcelas del Chas afectadas por el deslinde.
Parcelas del Chas afectadas por el deslinde. / JORGE PETEIRO
  • Técnicos municipales realizaron el acto de apeo y Kocina insiste en el derecho de retracto sobre la parcela al costado de Justo del Castillo

El deslinde de las parcelas que el Ayuntamiento de Gijón reclama como propias dentro de los actuales terrenos del Chas, ya es un hecho. Ayer por la mañana, técnicos municipales se personaron en la entidad hípica para formalizar el documento y comunicar a la junta directiva los pormenores de la decisión municipal. El presidente de Chas, Jesús Kocina, estuvo presente en el acto y fue quien firmó los documentos oficiales, si bien, como aclaró a EL COMERCIO, el relativo a la parcela que se encuentra al costado de la avenida de Justo del Castillo lo hizo haciendo constar su «disconformidad».

Kocina sostiene que esa parcela, clave para la celebración de los concursos en el Chas, puede ser legalmente reivindicada por el club, ya que se trata de los restos de una expropiación que, en su día, realizó el Ministerio de Fomento para ejecutar la citada avenida de Justo del Castillo. El terreno sobrante, que era del Chas en su origen, fue cedido por Fomento al Ayuntamiento de Gijón para crear una zona verde, cosa que nunca se llevó adelante. Ahora, el municipio reclama esos derechos de propiedad y, por ende, que el Chas deje de utilizar esa parcela para su uso particular. El presidente de la sociedad deportiva sigue abogando por la necesidad de encontrar un punto de acuerdo con el Ayuntamiento para seguir utilizando esa parcela. En caso contrario, su intención es llevar el asunto a los tribunales para defender lo que entiende son sus derechos.

El Ayuntamiento de Gijón, sin embargo, discrepa de esa interpretación y entiende que el derecho de retracto ya no tiene lugar porque la parcela en disputa tiene en los planeamientos urbanísticos del municipio unos usos vinculados con los servicios y zona de esparcimiento. De momento, ayer se formalizó el anunciado deslinde, pero eso poco tiene que ver con la posible orden de desalojo que, de producirse, sí haría que la disputa derive, por lo que parece, en otros derroteros.

En este momento, además, el Chas se encuentra en una situación peculiar, en medio de una negociación con el Grupo Covadonga que, a medio plazo, podría suponer su traslado a otro lugar y que vislumbra un futuro nuevo escenario. Al menos esa es la intención de ambas partes, y también de la empresa Ganax, y así lo hicieron público esta misma semana en un comunicado conjunto. Puede ser una negociación larga y compleja, pero que, de culminarse, acabaría, por mor de los hechos, con los problemas de propiedad de la parcela en cuestión.

Lluvia de ofrecimientos

De hecho, el anuncio del posible traslado del Chas a otro lugar y la necesidad de una parcela de unos 50.000 metros cuadrados y llana para el futuro club, ha disparado la llamada de posibles vendedores a la entidad hípica. Decenas de propietarios han ofrecido posibles fincas que podrían ser susceptibles de ser utilizadas con este objetivo, aunque todo es un poco prematuro y, de momento, así se les explica, se está en el proceso inicial de declaración de intenciones.