El Comercio

El complejo de ocio de la Ería del Piles iniciará sus obras en otoño de 2017

  • Los promotores han decidido suspender la precomercialización con las firmas interesadas hasta la aprobación definitiva del proyecto

El complejo comercial, hostelero, hotelero y de ocio de la Ería del Piles prosigue su andadura administrativa en el Ayuntamiento. La Comisión de Urbanismo informó ayer sobre las alegaciones presentadas al proyecto urbanístico durante su exposición pública. Dicho proyecto se está tramitando de forma desligada a la actual revisión del PGO en dos partes. Por un lado como una modificación concreta del planeamiento urbanístico de 1999 (vigente tras la anulación judicial de los de 2005 y 2011) y por otro como un Plan Especial de Reforma Interior (PERI 100).

Los empresarios de Astur Promotora, que intentan sacar adelante esta operación desde hace más de una década, lo llevan todo por el libro después de que en noviembre de 2015 un informe desfavorable de CUOTA obligase a reiniciar la tramitación de cero. El enésimo contratiempo, porque los promotores han tenido que sortear todo tipo de obstáculos judiciales y administrativos durante estos años. El principal escollo ha sido el enfrentamiento con los propietarios minoritarios del ámbito, que cuestionan la solvencia financiera de Astur Promotora para llevar a término este proyecto y temen acabar convertidos en una especie de reserva india una vez descartada la demolición de sus chalés.

Los promotores, asesorados técnicamente por el arquitecto Antonio Fernández Morán, prevén que, dándose todo bien en el terreno administrativo, los primeros movimientos de tierras y demoliciones en la Ería del Piles podrían ser una realidad en el otoño de 2017.

Fernández Morán enumera lo que resta a este expediente urbanístico, que no es poco: la aprobación definitiva del PERI 100 y la modificación puntual del PGOU de 1999, la aprobación definitiva del proyecto de actuación (bases y estatutos), la constitución de la junta de compensación, la tramitación del proyecto de compensación y urbanización, y la licencia de obras.

Astur Promotora ha optado por suspender la precomercialización con las firmas interesadas en instalarse en el complejo comercial y de ocio hasta que se produzca la aprobación definitiva del proyecto.

Las edificaciones previstas en la zona, cuyo diseño en tres dimensiones aún no está desarrollado, son de tres plantas (baja más dos alturas con un máximo de cornisa de 12 metros y 14 metros en la envolvente máxima de coronación) tras la supresión de la torre de 40 metros del proyecto en 2013. El complejo de edificaciones a lo largo de la avenida de José García Bernardo tendrá una altura similar a la del colindante hotel Abba.

El plan especial permite todos los usos terciarios posibles e incluye un aparcamiento en rotación para unas 500 plazas en una segunda planta subterránea. La propuesta también incluye espacios hoteleros y de oficinas y una sala de fiestas. El proyecto se completó con nuevos viales, una nueva rotonda, zonas verdes y espacios libres en ese ámbito. El proyecto de urbanización de la zona está estimado en 1,5 millones de euros.

División horizontal en Deva

Por otra parte, la Comisión de Urbanismo también dio su visto bueno a la aprobación inicial del estudio de implantación para la división horizontal del edificio 'La Casona' y la adecuación del edificio 'La Academia', dentro de la quinta del conde de Revillagigedo, en Deva. Se trata de una actuación urbanística independiente del proyecto cultural y de ocio que promueve el aristócrata en el entorno del nacimiento del río Peñafrancia dentro de su propiedad.