El Comercio

Detenido un conductor por quintuplicar la tasa de alcohol

  • El gijonés R. D. A., de 32 años, fue interceptado a mediodía en la avenida de la Argentina al volante de un Smart. Dio una tasa de 1,38 miligramos

La tasa de alcoholemia que arrojó superaba en más de cinco veces la permitida. En concreto, 1,38 miligramos de alcohol por aire espirado fue lo que marcó el dispositivo utilizado por la Policía Local. Dado este resultado, los agentes detuvieron el jueves al conductor negligente por un presunto delito contra la seguridad vial. R. D. A., de 32 años y vecino de Gijón, fue interceptado en la avenida de la Argentina, a las 13.40 horas, cuando conducía su vehículo, modelo Smart. Al superar la tasa de 0,60 miligramos, el conductor tendrá que comparecer ante el juez para someterse a un juicio rápido. No fue la única infracción de la normativa de seguridad vial que detectó la Policía Local durante esa jornada.

Huida a La Providencia

Los agentes también arrestaron a S. D. I., de 30 años y vecino de Oviedo. En este caso, la intervención se produjo en el marco de un control rutinario realizado por la Policía Local en la calle José García Bernardo, el mismo jueves, alrededor de las 17.15 horas. En el desarrollo del dispositivo, los efectivos de seguridad procedieron a identificar al conductor de un vehículo Ford Focus. Cuando los agentes le indicaron que detuviera el coche, éste emprendió la huida. En ese momento dio comienzo una persecución. El infractor no logró ir muy lejos, puesto que los policías le dieron alcance en la carretera de La Providencia.

A continuación, le pidieron que mostrara su identificación. Al revisarla, comprobaron que el joven tenía todos los puntos del permiso de conducir retirados. Pero no fue el único delito que descubrieron los agentes al identificar al conductor. Sobre él, pesaba una orden de ingreso en prisión por haber cometido un delito de estafa. Por todo ello procedieron a su detención y puesta a disposición judicial.

Hace menos de un mes, también se registró en Gijón un grave incumplimiento de la normativa de seguridad vial. Un camionero portugués de 44 años fue detenido entonces por conducir un vehículo de cuarenta toneladas bajo los efectos del cannabis y con una tasa de alcohol seis veces superior a la permitida. La Guardia Civil le dio el alto en las inmediaciones de la báscula de pesaje de Veriña. En la prueba de alcoholemia a la que fue sometido, arrojó un resultado de 0,97 miligramos, seis veces más de lo permitido para los conductores de este tipo de vehículos, que es de 0,15. Ante la sintomatología externa que presentaba, le realizaron la prueba de detección de drogas, que dio positivo.