El Comercio

Servicios Sociales convoca ayudas para los vecinos de Francisco Eiriz

  • Solo podrán solicitarlas hasta el día 31 quienes se hayan visto perjudicados en pensiones o subsidios. Tienen un importe global máximo de 80.000 euros

La Fundación Municipal de Servicios Sociales ha aprobado una línea de ayudas sociales para los propietarios de viviendas con escaso nivel de renta que hayan visto disminuidas sus prestaciones (pensiones, subsidios, becas o similar de los que sean titulares) en los ejercicios de 2013 a 2016. Todo ello como consecuencia de haber percibido ayudas municipales para la rehabilitación de fachadas.

Las ayudas, por un importe global máximo de 80.000 euros, se abonarán en un pago único antes de que concluya el año. Esta convocatoria no lo explicita, pero está pensada como compensación para las familias que residen en los bloques de Francisco Eiriz, en Jove, que vieron aminorada alguna prestación social, o suprimida, al cobrar dos anualidades de las subvenciones para barrios degradados en un mismo año. Quienes se ajusten a este selectivo perfil tienen hasta el 31 de octubre para solicitar esta línea de ayudas.

Por otra parte, Servicios Sociales también abrirá hoy y hasta el 10 de noviembre la convocatoria de ayudas a familias en dificultades económicas con menores a su cargo que vivan en el municipio. La ayuda se abonará en un pago único de 700 euros por solicitante y unidad familiar.

Obras en barrios

Por otro lado, la concejala Eva Illán se pronunció ayer sobre el ultimátum dado el jueves por la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV), que reclama una mejora en los sistemas de participación y el cumplimiento de las decisiones de los consejos de distrito. En concreto, de las obras aprobadas entre 2013 y 2015 que están pendientes de ejecución. La concejala de Bienestar Social y Participación Ciudadana señaló que «el ánimo del Ayuntamiento es que los consejos de distrito funcionen lo mejor posible». Subrayó, además, que «no es necesario hablar en términos de ultimátum», como lo hicieron los vecinos, porque, al comienzo del mandato, el equipo de gobierno «asumió algunas de las críticas hechas desde el movimiento vecinal acerca del procedimiento de los consejos de distrito».

Respecto a la modificación del Reglamento de Participación Ciudadana que pide la FAV, Illán aseguró que ya se ha iniciado este trámite. «Engañaría si dijera que mañana mismo puedo poner la solución encima de la mesa a algunas de las cuestiones que plantean, pero les he mostrado mi total disposición para trabajar conjuntamente y así conseguir que las obras se ejecuten», remarcó. En caso de que los proyectos aprobados por los consejos de distrito «no puedan ejecutarse en el período estipulado por razones absolutamente fundamentadas», Illán confirmó que se incorporarán al presupuesto del año siguiente.