El Comercio

«En Gijón se anteponen intereses personales que impiden un pacto de izquierdas»

¿Cree que el PSOE a escala nacional debería abstenerse y posibilitar un Gobierno de Rajoy?

No soy quién para decir lo que tiene que hacer un partido. Cuando yo era presidenta del PP en Gijón, entendimos que había que garantizar la gobernabilidad, pero era en el marco de un pacto del centro derecha. No obstante, hay que pensar que las cosas han cambiado. Antes hablábamos de dos bloques en política, pero ahora hay un espectro más amplio que te obliga a pactar y a negociar mucho más. Está bien que el PSOE dé un paso, pero el PP también. Todos tienen que ceder.

¿Cómo ve la irrupción de Podemos y Ciudadanos?

En Gijón no es muy entendible lo que pasa. Se están anteponiendo intereses o problemas personales que impiden un pacto de la mayoría de izquierdas. No se explica por qué no se ponen de acuerdo para gobernar en Gijón. Sea la derecha o sea la izquierda, hay que responder al voto de quienes te votaron y no poner por delante los problemas personales.

¿Sigue siendo amiga de Carmen Moriyón?

Con Carmen Moriyón, más allá del trato profesional, no hemos tenido relación. Ni antes ni ahora.

Ha vuelto a trabajar de médica. Si le dan a elegir, ¿prefiere pacientes o políticos?

Pacientes...(risas) y ojo que he tenido y tengo muy buenos compañeros y amigos en política.