El Comercio

El acuerdo de Ferraz enfría el pacto de izquierdas en Gijón

  • Aurelio Martín recrimina la pérdida de «autoridad moral» de los socialistas, Suárez del Fueyo dice que «es otra tachuela» y Pérez habla de «nuevas excusas»

  • Xixón Sí Puede e IU ven «más difícil» el acuerdo a tres tras la abstención del PSOE para investir a Rajoy

La posibilidad de un pacto de izquierdas en Gijón para desalojar a Carmen Moriyón de la Alcaldía se enfría hasta un punto que puede suponer su enterramiento definitivo. Como telón de fondo de este nuevo escenario político local está la reciente decisión del Comité Federal del PSOE de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy y de facilitar un Gobierno en minoría del PP.

Los tres portavoces de la izquierda gijonesa pusieron de manifiesto ayer que un gobierno a la valenciana para desbancar a Foro es una opción cada vez más remota en la ciudad. La clave está en el cambio de postura de IU, que ha pasado de ser el más firme defensor de la moción de censura y del entendimiento entre los tres grupos a marcar distancias con los socialistas con un discurso muy parecido al que viene manteniendo Xixón Sí Puede. El punto de inflexión está en la asamblea local del pasado sábado, donde los militantes de la coalición respaldaron de forma abrumadora penalizar la abstención del PSOE en el Congreso de los Diputados. En principio se votó a favor de la ruptura del acuerdo de investidura regional, pero también se analizaron las posibles consecuencias en Gijón.

«No vivimos en bolas de cristal y las decisiones de partidos con representación regional y nacional interfieren en el ámbito local». El portavoz municipal de IU, Aurelio Martín, dio ayer la cara para reconocer que el acuerdo de Comité Federal de PSOE «dificulta mucho» una posible moción de censura en Gijón y, además, «da alas a la gente que dentro de la izquierda cree que con el PSOE no se puede ir a ningún lado. Ni a recoger agua».

En opinión de Martín, «el PSOE, avalando al PP y dejando gobernar a la derecha en Madrid, ha perdido toda la autoridad moral para liderar una operación para desbancar a esa misma derecha que representa Foro en Gijón». El portavoz de IU defendió asimismo que el PSOE no puede seguir esgrimiendo que es la fuerza hegemónica dentro de la izquierda en el marco una eventual negociación a tres bandas. «Algunos deben saber que siete de 15 no son mayoría», expuso aludiendo a la correlación de fuerzas en un hipotético pacto (siete del PSOE, seis de Xixón Sí Puede y dos de IU).

Martín volvió a reiterar que el ofrecimiento de su formación política a PSOE y Xixón Sí Puede para sellar una alianza tiene como fecha de caducidad el 31 de diciembre. «En política hay que ser serios y establecer unos plazos para que un proyecto alternativo de cambio cuaje y se visualice. A partir de enero estaremos entrando en la mitad del mandato, será imposible que cuaje una moción de censura y todo lo que se haga en este sentido será ya para enredar», añadió.

«Pone a cada uno en su sitio»

Mucho más taxativo se mostró Mario Suárez del Fueyo, quien remarcó que «no contemplamos ningún escenario en que un miembro del PSOE sea alcalde o alcaldesa de Gijón». El portavoz de Xixón Sí Puede se felicitó de que IU sostenga ahora que los socialistas no pueden encabezar una hipotética moción de censura en la ciudad. «Nosotros llegamos a esa conclusión mucho antes», resaltó. En opinión de Suárez del Fueyo, lo sucedido el domingo en Ferraz «sitúa a cada uno en su sitio. Es algo que no nos asusta a mucha gente, aunque sí es una tachuela más en el camino que influirá en lo que suceda en el futuro y un acto de obscenidad para muchos militantes socialistas».

Respecto al límite temporal que fija IU para desalojar a Foro del gobierno municipal, el portavoz de la marca local de Podemos aseguró que respeta esa forma de pensar, pero también expuso que en Xixón Sí Puede «no nos ponemos plazos concretos para tomar decisiones, porque lo importante es la madurez del proceso y que dentro de Podemos y Equo esté todo el mundo de acuerdo en la decisión que haya que adoptar». Una decisión que se fraguará, reiteró, en función del desarrollo de los debates internos y de la evolución de la hoja de ruta marcada para este curso político con un documento con 20 puntos de exigencia al gobierno de Foro y «otro punto de peaje» en los presupuestos municipales para 2017.

Por su parte, el portavoz municipal socialista y presidente de la gestora local, José María Pérez, defendió el acuerdo adoptado por Ferraz, si bien dejó claro que a su partido le genera «repugnancia brutal» la política del PP y de su candidato, Mariano Rajoy. Dicho esto, matizó que ha sido una decisión muy difícil de tomar para el PSOE, pero que hay que interpretar como un mal menor para «evitar unas terceras elecciones que refuercen la mayoría del PP para que campe a sus anchas y haga lo que le dé la gana».

Pérez reivindicó el acuerdo alcanzado con IU tras las últimas elecciones municipales, con 66 medidas distintas para la gobernabilidad de la ciudad , «que tiene que ver con una trayectoria de un partido que ha ido liderando, en solitario y a veces en coalición con ellos, la transformación y modernización del municipio». «Eso no ha cambiado», subrayó el portavoz socialista, que juzgó el cambio de postura y alejamiento de la formación de Aurelio Martín como «excusas nuevas por parte de nuevos actores para seguir manteniendo un gobierno de derechas en minoría en Gijón cuando hay una mayoría de izquierdas en la Corporación».

Y concluyó: «Si alguien quiere que tenga repercusión lo de Madrid, lo tendrá».