El Comercio

Luis Manuel López Fidalgo, antes de la entrevista.
Luis Manuel López Fidalgo, antes de la entrevista. / AURELIO FLÓREZ

«La custodia tiene que ser un traje adaptado a cada familia»

  • «Un hombre debe demostrar que es buen padre, mientras que a una mujer se le presupone por el hecho de ser madre»

  • Luis Manuel López Fidalgo Asociación de Padres de Familia Separados

Luis Manuel López Fidalgo es el presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Asturias, un colectivo que lleva años luchando para que la custodia compartida sea la primera opción en los procedimientos de divorcios.

¿Hay una mayor sensibilización por la paternidad compartida?

Desde hace unos años la custodia compartida afortunadamente está en auge, pero en Asturias se siguen concediendo muy pocas. De cada diez separaciones, se dan solo en dos o tres casos.

¿Es una opción para todos los progenitores?

No, no en todos los casos se puede llevar. La custodia tiene que ser un traje a medida adaptado para cada familia, pero sí debería ser la primera opción. Hoy en día, para conseguir la custodia compartida un padre debe demostrar que es buen padre y en cambio a una mujer para conseguir una custodia exclusiva basta con que diga que es su madre. Sufrimos una desigualdad total. Lo único que no podemos hacer los padres distinto a las mujeres es dar de mamar y parir, pero el resto podemos hacerlo exactamente igual.

¿La asociación es solo para hombres?

Nuestro objetivo es ayudar a las personas en general, sin distinción de sexos, aunque en su mayoría acuden a nosotros más hombres porque desgraciadamente en Asturias no hay ningún sitio salvo el nuestro para ayudar a un hombre que esté en proceso de separación.

Dicen que salen peor parados que las mujeres de un divorcio.

Nuestros principales problemas son la discriminación en los juzgados y la desigualdad. Consideramos que las leyes en estos momentos no son igualitarias. Todavía se sigue considerando a la mujer el sexo débil, por eso parece que hay que protegerla mucho más, cuando la realidad es que hoy en día la mujer es capaz de hacer todo igual que un hombre. Somos los grandes perjudicados.

Defienden que existe el síndrome de alineación parental que no reconoce la Organización Mundial de la Salud.

Es cierto que no está recogido como síndrome con ese nombre, pero sí existe la manipulación y de hecho se están retirando muchísimas custodias por la manipulación a los hijos. Jurídicamente, se denomina interferencia parental o manipulación. Y es un hecho que quien más capacidad tiene para influenciar a un niño es la persona que más tiempo pase con él y la mayoría de las custodias de este país son de mujeres. Eso es un hecho incontestable.

1.500 socios

¿En los casos de divorcios la lentitud de la Justicia se nota todavía más?

Se debería agilizar todo muchísimo más. Los divorcios son la gran plaga de este siglo y la mayoría de ellos no son amistosos, por lo que es indispensable que en los juzgados de Familia haya más herramientas y más personal para que todo sea mucho más ágil.

Le han entregado recientemente un premio a Antonio David Flores por su papel de padre.

Sí, le otorgamos el premio por la defensa pública de la custodia pública que lleva haciendo desde hace años. Es muy importante que una persona de la popularidad de Antonio David Flores defienda lo que nosotros también hacemos. Fue encantador y no cobró absolutamente nada, solo quiso ayudar a las personas que sufren lo mismo que ha sufrido él.

Cada vez hay más divorcios. ¿Llegan más personas por tanto a la asociación?

Tenemos en torno a 1.500 socios, simpatizantes y colaboradores. Nunca hemos tenido subvenciones en catorce años de existencia. Solo la solicitamos una vez y nos fue denegada. Vivimos de los 50 euros que pagan los socios al año y cubrimos unos servicios de asesoramiento y atención que deberían de cubrir los servicios del Principado.