El Comercio

El Hospital de Jove prevé cerrar el año con pérdidas por el aumento del gasto

  • La gerente suspende la negociación del convenio por «prudencia» y el comité asegura estar preocupado por la «solvencia» de la empresa

Con «gran preocupación» ha recibido el comité de empresa del Hospital de Jove las explicaciones de la gerencia para justificar la interrupción de las negociaciones del nuevo convenio colectivo. «En la última reunión, la empresa alegó serias dificultades económicas para cerrar el ejercicio de 2016 debido al tipo de convenio singular pactado con el Sespa», aseguraron en el comité. Esta argumentación, advierten, «cuestiona la solvencia de la empresa».

Es más, esas «supuestas pérdidas» que podrían llegar a final de año ha llamado la atención en el comité dado que esa situación «parece contradecirse con la actual obra de un edificio nuevo para consultas externas presupuestada en más de doce millones de euros».

Sin embargo, relatan en el comité, la gerencia les aseguró en una reunión celebrada el pasado día 18 que se ha producido un incremento de los gastos. «Dijeron que en medicamentos, tratamientos de la hepatitis... Pero si ese aumento no estaba previsto o recogido en las previsiones, lo que tiene que revisarse es el concierto» con el Principado, precisó el presidente del comité, Alberto Riera, quien se preguntó si el centro podrá afrontar obras como la que ya está en marcha.

La gerente del Hospital de Jove, Laura García, reconocía ayer que las previsiones que maneja para cerrar el año «son complicadas» y explica que sí, que se ha producido un incremento de los gastos. «Algunas cuestiones son difíciles de prever al inicio del año», puntualiza García, quien también matiza las palabras del comité sobre la ampliación: «Una cosa es una inversión y otra un gasto corriente».

Estas declaraciones llegan tras interrumpirse la negociación del nuevo convenio colectivo. La vigencia del anterior, cerrado en 2012, expiró en diciembre de 2015. Explican los representantes de los trabajadores que en aquellas fechas, dentro de un contexto de crisis generalizada y «tomando como modelo los drásticos ajustes realizados a los funcionarios públicos», las condiciones de trabajo de todo el personal de la Fundación Hospital de Jove «se vieron empeoradas con un aumento de la jornada». Y precisan que esas medidas permitieron un ahorro de más de 300.000 euros en concepto de gastos de personal.

«Mejoras sociales»

El comité quiere mejorar esas condiciones «después de cuatro años de esfuerzo colectivo» y hacerlas equiparables al personal del Sespa. «Reclamamos mejoras sociales y de formación que no llevan asociado ningún incremento retributivo», inciden los representantes de los trabajadores, que lamentan que la gerencia «haya interrumpido» las negociaciones para renovar el convenio colectivo e insisten en su «preocupación» porque la razón esgrimida sea «el riesgo de generar pérdidas económicas». Y critica, además, que la gerencia no solo no haya variado ni un ápice su propuesta inicial sino que además ahora la ha retirado. «No entendemos esta manera de negociar, primero hacen una oferta y dicen que de ahí no se van a mover y después, de repente, llegan y la retiran porque afirman que no tienen dinero», lamentó Riera.

La gerente, por su parte, aclara que consideró «prudente» paralizar las negociaciones a la espera de ver cómo se comporta el resto del año. García recuerda al comité que el convenio con el Principado de este año ya está firmado. Y aunque no quiso desvelar la cantidad que se prevé perder a día de hoy una vez se cierre el ejercicio, sí indicó que está cuantificada y que le fue trasladada al comité.

«En una situación complicada, en lugar de subir el sueldo a los trabajadores opté por la atención a los pacientes», recalcó García.