El Comercio

El doctor Pablo Rosado, en su consulta.
El doctor Pablo Rosado, en su consulta. / JOAQUÍN PAÑEDA

«El 95% de las apneas del sueño se arregla con cirugía»

  • El doctor Pablo Rosado destaca el exceso de peso y el tabaquismo como factores de riesgo en la aparición de esta enfermedad

Las patologías del sueño se han disparado en los últimos años. Una de las más preocupantes es la apnea. Supone que la respiración se interrumpe mientras el paciente duerme, lo que conlleva, incluso, riesgo de muerte. La buena noticia es que esta enfermedad tiene solución. «El 95% de los casos se soluciona con cirugía ortognática», explica el doctor gijonés Pablo Rosado, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial. La operación indicada consiste en «cortar los huesos de la cara y avanzarlos, de modo que se abra la vía aérea».

Esta intervención se realiza completamente en el interior de la cavidad bucal, así que las cicatrices no son visibles. Esta cirugía permite a los pacientes deshacerse de las máquinas que insuflan aire, mediante una máscara, hacia las vías respiratorias. Hay una serie de factores que pueden contribuir a la aparición de la apnea del sueño. El exceso de peso, y el tabaquismo son dos de los más influyentes, apunta el doctor Rosado. Este experto en cirugía ortognática señala que la modificación de los huesos faciales no solo solucionar esta dolencia. Los problemas de mordida y la sonrisa gingival, por ejemplo, pueden solucionarse con estas técnicas.

Esta tarde, videochat

Los avances tecnológicos han permitido una enorme evolución en los tratamientos dentales. El caso más claro es el de los implantes, que posibilitan el reemplazo de piezas perdidas o deterioradas. De especial relevancia resultan las imágenes en tres dimensiones en este ámbito. «Existen programas informáticos que permiten planificar la cirugía», con lo que se logra una gran precisión, indica el doctor Rosado, que responderá a las respuestas formuladas por los lectores en el videochat organizado por EL COMERCIO hoy a la seis de la tarde. No obstante, la principal especialidad del médico, que desarrolla su labor profesional en el Hospital de Cabueñes y el Begoña, es el cáncer bucal. Según las estadísticas, se dan entre seis y ocho casos por cada 100.000 habitantes cada año. Con estas cifras, se sitúa como el sexto tipo de cáncer más frecuente en el mundo.

«Suele asociarse a las personas fumadoras o bebedoras, pero no siempre es así», aclara. La incidencia de estos tumores en España es «bastante elevada». No es vano, es el tercer país con más casos en Europa. Y la mortalidad también es alta. En concreto, la supervivencia es del 60% a los cinco años del diagnóstico. Restringir el consumo de alcohol y tabaco es sumamente importante para prevenir el cáncer oral. Aunque no se tengan estos hábitos, es esencial prestar atención «a cualquier lesión en la boca que, después de quince días, no haya curado». Si pasado este tiempo no se percibe mejoría, Rosado recomienda acudir al médico para hacer una biopsia.

Rechinar los dientes

Más concienciadas están las personas, asegura, respecto al bruxismo. «Antes no se trataba tanto», asevera. Apretar o rechinar los dientes de manera inconsciente, sobre todo durante el sueño, responde a varias causas. El estrés es uno de los principales desencadenantes. «Este hábito, si va unido a factores como una mala oclusión o la falta de piezas, acaba repercutiendo en la articulación temporomandibular», explica. Si se llega a este punto, el afectado puede sufrir dolores e, incluso, impedimentos para abrir la boca.

El doctor Rosado también conoce de cerca el labio leporino, una malformación del paladar que causa importantes trastornos a los pequeños que la padecen. «Su tratamiento es complejo porque los niños tienen que pasar por muchas intervenciones», apunta. La primera se lleva a cabo para cerrar el labio; tiempos después, se opera el paladar blando y, luego, el duro. A los doce, es necesario dejar espacio a los colmillos para que erupcionen.