El Comercio

«Había suficientes pruebas de cargo como para que la sentencia fuera condenatoria»

La abogada de la Confederación Española de la Policía, S ylvia Garrido, ayer en su despacho.
La abogada de la Confederación Española de la Policía, S ylvia Garrido, ayer en su despacho. / DAMIÁN ARIENZA
  • Sylvia Garrido Abogada de la Confederación Española de la Policía (CEP)

  • «Ha habido mucha presión social, lo que ha hecho que se sobredimensionase el atentado a agentes de la autoridad, un delito que ocurre a diario»

La abogada Sylvia Garrido ejerció como acusación particular durante el juicio contra 'los nueve del Jovellanos', a quienes el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) no considera culpables de los cargos de lesiones y atentado contra agente de la autoridad que pesaban sobre ellos. «Esta resolución deja a los policías completamente indefensos», apunta.

¿Cómo ha recibido la sentencia absolutoria?

La respeto pero no la comparto. Considero que había pruebas suficientes de cargo para que la sentencia hubiera sido condenatoria.

¿Y por qué no se han tenido en cuenta?

En once años que llevo defendiendo a la Confederación Española de Policía (CEP) debe de ser la primera vez que habiendo imágenes y fotografías no se refleja nada. Creo que no, que no se han tenido en cuenta esas pruebas de cargo que existían y que se presentaron durante el procedimiento. Pero la sentencia se ajusta a lo que el tribunal aprecia y hay que respetarlo. No obstante, es de las pocas veces que teniendo un soporte gráfico ha salido una sentencia que no lo contempla y lo recoge.

¿Cree que han influido factores externos en el resultado?

Ha sido un juicio en el que ha habido presión mediática y presión social, tanto en la calle como en las redes sociales... Es un caso que se ha sobredimensionado respecto a cualquier otro atentado a agente de la autoridad que ha podido haber, como los muchos que llegan a juicio prácticamente cada semana y que tienen un resultado condenatorio.

O sea, que considera que sí ha influido el entorno...

Solo digo que hemos tenido a lo largo de los últimos años muchos juicios por atentados, agresiones muy similares y aún con menos pruebas las sentencias han sido condenatorias.

La sentencia recoge que existen «dudas razonables» sobre la autoría de los procesados y alude a fallos en el informe policial.

Me parece absurdo, dicho con el debido respeto. El fallo de la hora es un detalle ridículo sin importancia que no sirve para restar validez a una prueba de cargo como es el atestado policial. El hecho de que se refleje un error en la hora de inicio, -que además es una hora antes de los acontecimientos y es obvio que los policías no tienen una varita mágica ni una bola de cristal para saber qué va a pasar- es simplemente un error de transcripción. No comparto para nada que esa nimiedad sirva para desvirtuar las pruebas.

¿Cómo han recibido los agentes la resolución judicial?

Muy mal, se consideran completamente indefensos y desprotegidos con esta sentencia. Están a diario en la calle y estos altercados se van a producir cada vez más y si las sentencias van a empezar a ese de este tipo...

¿Tienen pensado recurrir?

Todavía no lo hemos decidido. Tenemos que reunirnos con los otros dos letrados de la acusación particular porque lo más idóneo sería realizar una estrategia conjunta. Si el relato de los hechos es inamovible, el tribunal considera que hay un tumulto y que no se sabe quién agrede y no se puede identificar a los agresores, difícilmente se va a poder revisar... Mi humilde criterio es no recurrir, pero la decisión última la tienen los policías agredidos.

¿El atentado que sufrió la fiscal Berta Fernández en su domicilio la semana del juicio podría también quedar impune?

Desconozco cualquier extremo relativo a esa investigación. Tampoco sé si se puede relacionar lo ocurrido con el juicio que se celebraba esos mismos días.

Ha dicho que esta sentencia podría marcar un precedente peligroso.

En el ambiente social crispado que existe, con manifestaciones cada vez más frecuentes, como la nueva convocatoria para rodear el Congreso de los Diputados durante la investidura, si las sentencias van viniendo a tenor de esta última del TSJA, el asunto se puede complicar. Esperemos que sea una cosa asilada y los agresores no se vean amparados por la masa y en la imposibilidad de reconocerlos para actuar con cierta impunidad.

Prima el in dubio pro reo.

Es contradictorio porque por una parte dicen los acusados que la actitud de la Policía era chulesca y de agresión y, sin embargo, la sentencia alaba la labor de los agentes, escrupulosa y profesional, con lo cual, se ajusta poco a la versión de los hechos que daban ellos. No voy a discutir el criterio de la sala, pero considero que estaba probada la agresión. Los policías fueron agredidos y eso consta en los informes médicos en los que se reflejan las lesiones que sufrieron y que les impidieron trabajar. Acometimiento hubo.