El Comercio

«La lactancia y el trabajo son compatibles», dice Belén del Coz

Inmaculada Fernández, matrona supervisora de partos en Cabueñes; Javier Arenas, presidente del comité de embarazo, parto y lactancia del Área V; Belén del Coz, Patricia Campo, Yamileth Tabón, Andrés Meana, y Ángeles López, en el hospital de Cabueñes.
Inmaculada Fernández, matrona supervisora de partos en Cabueñes; Javier Arenas, presidente del comité de embarazo, parto y lactancia del Área V; Belén del Coz, Patricia Campo, Yamileth Tabón, Andrés Meana, y Ángeles López, en el hospital de Cabueñes. / DAMIÁN ARIENZA
  • Las matronas reclaman un aumento de su plantilla y un esfuerzo para evitar «cortapisas» a la hora de que las madres amamanten a sus bebés

Partiendo siempre de que la decisión final es de la madre y de que cualquier decisión que tome sobre cómo alimentar a su bebé hay que respetarla, las matronas no se cansan de recalcar los beneficios que implica la leche materna para el recién nacido. Y lo hacen, en esta ocasión, en los actos organizados para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que ayer y hoy llevaron hasta el salón de actos del Hospital de Cabueñes a diferentes especialistas, desde matronas a pediatras y ginecólogos.

«La lactancia y el trabajo son compatibles», explicaba ayer Belén del Coz, una de las once matronas con las que cuenta el Área Sanitaria V en sus centros de salud. Si bien, reconocía, el regreso a la actividad laboral después de la baja por maternidad acaba convirtiéndose una dificultad añadida a la hora de dar el pecho a un bebé. Y no debería ser así, consideran los defensores de la lactancia materna a demanda, que apuntan que «hay poco apoyo social» en este sentido y, también, que las empresas deberían implicarse más a la hora de favorecer la lactancia materna; «en ocasiones volver a trabajar es una cortapisa, hay miedo a la hora de saber qué hacer cuando se acaba la baja». En Asturias se ha percibido una tendencia al alza en cuanto a las madres que optan por amamantar a sus bebés, aunque el poco más del 50% que se estima que opta por la lactancia es una cifra «insuficiente».

Las dificultades a las que se enfrentan las madres, no solo las sociales sino también las personales y sanitarias, centrarán la jornada de hoy, que empezará a la una y media de la tarde en el Hospital de Cabueñes con Lucila Gutiérrez, Susana San José -enfermeras internas residentes (EIR) en la especialidad de matrona- e Inmaculada Fernández y Rosa Nuñez, matrona y ginecóloga en Cabueñes como ponentes.

Los participantes en la mesa redonda celebrada ayer centraron el debate en el manejo de la lactancia materna, con Belén del Coz (matrona de Atención Primaria), Yamileth Tabón y Patricia Campo (enfermeras internas residentes y matronas), Andrés Meana (pediatra) y Ángeles López (matrona en Cabueñes) como protagonistas.

Todo con el objetivo de impulsar la lactancia y superar todas las dificultades que puedan desanimar a quien esté interesada en amamantar a su bebé. «La madre que quiera dar el pecho ha de tener apoyo y ayuda para hacerlo», indican las matronas, que consideran que sería necesario incrementar la plantilla en los centros de salud para poder desarrollar su trabajo de manera más eficaz y con un trato más personal.