El Comercio

Ulises Martínez, en la charla ante alumnos de Informática.
Ulises Martínez, en la charla ante alumnos de Informática. / P. UCHA

Aceleradora malaya para Nuberu

  • El director de la compañía, que pasó tres meses en Kuala Lumpur para mejorar el proyecto, desgrana en el campus las claves del sector

  • La empresa gijonesa sacará su primer videojuego para ordenador en tres semanas

Nada mejor para tratar de sentar las bases de por dónde enfocar la trayectoria formativa y profesional que conocer de boca de sus protagonistas el día a día de otras experiencias laborales. Los alumnos de la asignatura de Computación Gráfica y Servicio Multimedia del máster de Ingeniería Informática tuvieron ayer un maestro muy diferente a los habituales. Ulises Martínez, director general y socio fundador de Nuberu Games, desgranó ante los estudiantes los pasos que fue dando desde que salió de las aulas de la Escuela Politécnica en Gijón hasta el día de hoy, pensando sobre todo en dentro de tres semanas, cuando saldrá al mercado el primer videojuego para ordenador diseñado por esta empresa asentada en el Parque Tecnológico.

'Metal tales' saldrá a la venta el 18 del mes que viene y en su desarrollo ha sido especialmente importante el paso de Nuberu por Malasia. Fue la primera empresa española en conseguir ser seleccionada para participar en el programa internacional Game Founders, que les llevó unos tres meses por Kuala Lumpur y también se desplazó el equipo de Nuberu hasta Singapur. «Nos fuimos en marzo para aprender de gente del sector, recibiendo charlas y 'mentoring' y participando en una aceleradora de empresas. Así conseguimos mejorar el producto que teníamos», explicaba Ulises Martínez, quien se marcó como objetivo de la charla celebrada ayer en el edificio polivalente del campus de Gijón «inspirar» a los estudiantes a que «si creen en algo, luchen por ello y lleguen hasta dónde puedan llegar». Lo hizo a través de su experiencia, jalonada de errores y aciertos.

Entre los aspectos que Martínez entiende no hicieron bien destaca el de no tener en cuenta el mercado, lo que demanda y lo que necesita. También, ser consciente de lo que uno sabe hacer. «Al principio empezamos a hacer juegos para móviles, pero no nos sentíamos cómodos. Es un sector muy masificado y en el que hay que invertir mucho dinero en publicidad y en la captación de usuarios para que el producto sobresalga», explicó sobre una aventura que no salió bien. En un año y medio no tuvieron ni un euro de retorno. «No tuvimos en cuenta al mercado y solo queríamos hacer videojuegos, pero al final aprendimos que el sector de los juegos para móvil no era para nosotros. Así que pivotamos hacia los de ordenadores, que en realidad era lo que siempre habíamos querido hacer».

«La pasión, básica»

Y es que la «pasión» por lo que se hace es básica para tratar de sacar una empresa adelante, recalcó Ulises Martínez a los estudiantes, sobre todo teniendo en cuenta las dificultades a las que hay que hacer frente como la elevada fiscalidad y los gastos que implica solo poner en marcha la empresa.

La de Ulises Martínez está actualmente formada por cinco personas. Inició su andadura en agosto de 2014 y se fundó de forma oficial en febrero del año pasado.

«Ahora estamos un poco nerviosos, esperando a ver cómo sale. Creemos que es una buena estrategia, pero queremos ver las cifras», reconocía Ulises Martínez sobre un videojuego de corte clásico: «El jugador es un héroe, es el que queda para salvar al mundo de la música 'metal'. Y vas yendo por los diferentes niveles, como un bar de música heavy y un festival e incluso al infierno, tratando de liberar a tus hermanos, que han caído presos de una maldición de un dios del 'metal' que no quiere que esta música evolucione».