El Comercio

Jordán Suárez Garea, ayer, durante el juicio.
Jordán Suárez Garea, ayer, durante el juicio. / JOAQUÍN PAÑEDA

«Quieren culparme a mí de todo el dinero en 'b' que había en la Fiesta de la Cultura»

  • Jordán Suárez Garea, expresidente del Conseyu, niega en el juicio que se apropiase de 10.400 euros de la cita festiva. «No me quedé con nada», declaró

«No me quedé con ningún dinero, están intentando tapar todas las irregularidades que había en una fiesta que se supone que era de izquierdas y en las que había dinero en 'b', gente sin contratar y mucho más». Fue la justificación que Jordán Suárez Garea, expresidente del Conseyu de la Mocedá y exsecretario de Juventudes Socialistas de Gijón, dio ante el magistrado Bernardo Donapetry durante el juicio en la Sección Octava de la Audiencia Provincial acusado de apropiarse de unos 10.400 euros de la organización de la Fiesta de la Cultura. Sobre el documento que firmó reconociendo la deuda y comprometiéndose a reponerlo, afirmó que lo rubricó «para que la cosa no fuese a más, no reconociendo que me hubiese quedado con dinero». Su versión contrasta radicalmente con la de los testigos, miembros de las asociaciones que organizaban la Fiesta de la Cultura, quienes coincidieron en explicar que el expresidente del Conseyu de la Mocedá era el encargado de realizar los pagos a los proveedores y que cuando se percataron del descuadre de las cuentas el propio acusado les dijo que estaba atravesando una mala época personal y que repondría el dinero poco a poco.

La abogada de la acusación particular, Libertad González, solicita para Jordán Suárez cuatro años de prisión por el delito de apropiación indebida con la agravante muy cualificada de abuso de confianza. El fiscal José Antonio Hernández, mantuvo la petición de un año y medio de cárcel, además del abono del dinero del que presuntamente se apoderó durante la organización de la cita cultural.

Correo electrónico

El acusado fue propuesto para llevar las cuentas por el exconcejal de Izquierda Unida Jesús Montes Estrada, 'Churruca'. «Venía recomendado para llevar los pagos de la fiesta porque supuestamente tenía una relación de años con el Ayuntamiento», declaró Pablo Manzano, presidente de la Fundación Nuberu, una de las entidades organizadoras. El testigo manifestó que Jordán Suárez Garea «llegó a reconocer que se había quedado con parte del dinero y se comprometió a devolverlo, lo hizo con parte, pero luego ya no devolvió nada».

Entre las pruebas que figuran en las diligencias judiciales se ha aportado un correo electrónico en el que el propio procesado reconocía los hechos. Ayer, en la vista oral, negó la mayor y culpó a los organizadores de «intentar tapar todo lo que tenían montado». «Yo firmé el documento para que no fuese a mayores», se disculpó. El juicio quedó visto para sentencia.