El Comercio

El INE restó casi 8.000 turistas a Gijón por «un error en la base de datos»

  • Reconoce que no tiene actualizada la cifra de plazas hoteleras abiertas en la ciudad, por lo que son erróneos los balances de 2015 y 2016

La villa de Jovellanos bate récord de turistas. Lo hizo en 2015, aunque menos de lo que dijo el Instituto Nacional de Estadística. Y lo sigue haciendo en 2016, bastante más de lo que el INE certifica cada mes. El organismo reconoció ayer que el Consistorio gijonés y los hoteleros de la ciudad tienen razón en sus quejas. Reconoció «un error en la base de datos». Tan grave es que no son válidos sus balances de 2015 y 2016. Este año, el fallo se ha traducido ya en casi 8.000 turistas menos en las cuentas oficiales.

Así lo aseguró ayer el concejal de Turismo, Deportes, Festejos y Juventud, Jesús Martínez Salvador, tras la reunión que mantuvo en Madrid con altos cargos del INE. En la cita, a la que acudió acompañado por el gerente de Divertia, Jorge González-Palacios, los responsables del organismo estadístico «reconocieron que existen diferencias entre los directorios que ellos manejan y los que nosotros tenemos».

Unas diferencias favorables al Ayuntamiento de Gijón, «porque nuestra base de datos sí está actualizada. Nosotros llamamos mes a mes a todos los hoteles, así que sabemos las plazas que hay y la ocupación». Una actualización que el INE no realiza desde hace dos años, por lo que «hay que corregir todas las cifras del último año y medio».

Las de 2015, a la baja para Gijón. El año histórico del sector en Asturias, que por primera vez recibió al turista '2 millones', también lo fue en Gijón, aunque no se superaron las 400.000 visitas, como había dicho el INE. «El año pasado crecimos un 12% en lugar de un 22%», confirmó Martínez Salvador.

Sin corregir hasta 2017

Traducidoa clientes hoteleros, esa merma en el porcentaje significa que la ciudad recibió en 2015 más de 388.000. Es, no obstante, una de las mejores cifras de la serie histórica. Solo en 2011 Gijón superó ese volumen de turistas, con 388.435.

Pero si la subida de 2015 no fue tanta como la anunciada, la caída que el INE adjudica este año a los hoteles gijoneses no existe. «En lugar de caer un 5%, realmente estamos creciendo un 5% sobre la cifra real del año pasado». Es decir, que a los clientes contabilizados hay que sumar casi 8.000 más.

Los cambios en las cuentas no serán visibles hasta 2017 y, además, «solo con los balances de este año, porque los del año pasado ya están certificados y enviados a la Unión Europea». En junio del año próximo, cuando el INE ofrece los datos finales de cada año, «ya estará nuestra actualización».

El edil de Foro apuntó que la variación en clientes «no afecta mucho a las reservas» y dejó claro que «el año pasado no nos dimos cuenta del error porque todos crecíamos. La alarma saltó éste, pues todos los hoteleros tienen mejores datos».