El Comercio

La Casa del Chino se llena de brujas y monstruos

La Casa del Chino se llena de brujas y monstruos

La Casa del Chino fue ayer escenario de una 'merienda fantasmagórica' organizada por la asociación de vecinos de Cimavilla para que los más pequeños del barrio pudieran celebrar Halloween. No faltaron a la cita brujas, fantasmas, monstruos, vampiros ni los más temidos protagonistas del cine de terror.