El Comercio

La alta demanda obliga a construir más sepulturas en el cementerio de Deva

vídeo

Los nichos del cementerio de Deva, preparados con flores para el día de los difuntos. / PALOMA UCHA

  • Cegisa culmina la última ampliación, que eleva a 6.200 las unidades de enterramiento, y anuncia reparaciones en El Sucu, Jove y Cabueñes

Cuatro de cada diez personas fijan el enterramiento como destino final de su cuerpo. Aunque la opción de la cremación gana adeptos cada día, aún son muchas las familias que prefieren utilizar los servicios tradicionales. Tanto que el ente público que gestiona los cementerios municipales, Cegisa, va a poner en marcha la construcción de nuevas sepulturas «para inhumaciones bajo tierra».

Lo hará en el cementerio de Deva, donde el enterramiento de modelo sajón va en alza. En la actualidad ya dispone de medio centenar de tumbas en tierra. Según explicaron fuentes de la empresa municipal, se trata de construcciones en hormigón «perfectamente impermeabilizadas», con capacidad para tres féretros en huecos individuales e independientes. Disponen «de una gran lápida de granito verde oscuro como cierre», que, dice Cegisa, «evocan las tradicionales tumbas para inhumaciones bajo tierra, pero adaptándolas a los tiempos actuales, con una construcción compacta y moderna». Esta misma semana en el cementerio de Deva concluyen las obras de su nueva ampliación, en la que ha gastado 300.000 euros y que ha supuesto una nueva calle de nichos, realizada por la constructora Orizontia. Son 392 más, además de 60 urnas, con lo que «las unidades de enterramiento en Deva llegan a 6.200». No es, ni de lejos, la cifra límite del camposanto. En La Olla tiene el Consistorio terreno suficiente como para llegar a los 43.000 enterramientos. Mucho más de los 32.000 que, en la actualidad, tiene el más grande del concejo: el de Ceares.

Fuentes de Cegisa destacan que, de las nuevas unidades, «250 corresponden a panteones, sepulturas y criptas». De estas últimas, en la nueva calle habrá «nuevos bloques, con capacidad para tres nichos de una misma familia, que podrán colocar una placa identificativa en la parte superior». Casi, explican las mismas fuentes, «como si fuera un panteón integrado con los nichos».

Concesiones de 75 años

Son muchas las familias que optan por disponer de nichos múltiples, con alquileres que comienzan desde los 2.300 euros, en una concesión de 75 años. Algo que ya no es posible en El Sucu, donde solo se permiten alquileres por cinco años y a personas del entorno. El mayor cementerio gijonés tiene en proceso de tabique 3.200 nichos ya vacíos. De hecho, además de las sepulturas en tierra, Cegisa tiene previsto «construir nuevos panteones con capacidad para tres nichos y osarios de restos».

Pero el cementerio de Deva, el último en levantarse y el de mayor futuro, no es el único en el que Cegisa tiene previstas inversiones. Asegura el ente municipal que este año se han «saneado y pintado las paredes laterales de las baterías de nichos, los muros y jardineras del pasillo central, así como los anexos a la capilla» de Ceares.

En los de Jove y Cabueñes se ha saneado el pavimento, aunque usuarios del camposanto de la zona oeste reclaman además que se aborden mejoras en los pasillos. Cegisa advierte que lo hecho «es una primera fase de reformas».