El Comercio

Un coche bajando por las escaleras

La Policía Local junto al coche que a punto estuvo de precipitarse por las escaleras de Fomento ayer por la mañana.
La Policía Local junto al coche que a punto estuvo de precipitarse por las escaleras de Fomento ayer por la mañana. / E. C.
  • La conductora subió por una rampa para dejar unos bultos en un local y se despistó al descender

  • La grúa retiró un turismo atascado sobre los peldaños de Fomento

Una mala mañana de domingo la tiene cualquiera. Eso sí, que se entere media ciudad ya es harina de otro costal. La grúa tuvo que retirar el coche de una conductora que se quedó atascado en mitad de la escalera del paseo de Fomento, frente al establecimiento La Buena Vida. Ocurrió sobre las once de la mañana por un despiste de la mujer. La primera maniobra para conseguir tan llamativa escena ya fue curiosa, e incluso ilegal: subió por la rampa peatonal para depositar varios bultos a las puertas del local. Lo hizo junto a otros dos turismos que luego le taponaban la salida por el mismo lugar por el que había subido. Por ese motivo, no lo dudó y bajó por donde vio hueco. Pero en ese hueco no había rampa, sino escaleras. Cuando quiso frenar ya era tarde, medio coche estaba sobre los peldaños. Fue necesaria la intervención de la grúa y también de la Policía Local. Se llevó un susto y también una multa.