El Comercio

Mario Suárez (XSP).
Mario Suárez (XSP). / D. MORA

La oposición manifiesta su voluntad de acuerdo para evitar otra prórroga

  • Xixón Sí Puede e IU recuerdan que aún se deben despejar las dudas sobre el techo de gasto que habrá en 2017

Tras la llamada de la concejala de Hacienda a la «flexibilidad» de todos los grupos para intentar que Gijón pueda tener en 2017 unos presupuestos, los partidos de la oposición manifestaron ayer su disposición a la búsqueda de un acuerdo que evite que la ciudad encadene dos ejercicios consecutivos en situación de prórroga. Más allá de las diferencias de cada formación con el documento presentado por Foro como base para la negociación, no existe un rechazo absoluto de inicio y ningún 'no' se presenta como definitivo.

«Manifestamos nuestra voluntad absolutamente abierta de que la ciudad tenga unos presupuestos, porque sería lo mejor para Gijón», apunta el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez. Advierte, no obstante, que «no todo es un tema de negociación económica, sino también política». Recuerda que su grupo pidió más presión fiscal sobre los bancos -a través de una subida de la tasa que pagan por el espacio público que ocupan los cajeros-, las compañías de telefonía móvil «y las empresas de más envergadura», propuestas que finalmente no tuvieron encaje en las ordenanzas fiscales para 2017 aprobadas por el Pleno. Del borrador presupuestario asume que apartados como la inversión ligada a los presupuestos participativos -34 propuestas elegidas por votación popular- «está ahí y hay que ejecutarla», al igual que los gastos en desarrollo económico y empleo comprometidos con los agentes sociales en el marco del acuerdo de concertación social. No obstante, añade que «habrá que ver qué otras medidas se pueden incluir para la generación de empleo y para los programas de bienestar social, que son los dos ejes que más nos preocupan».

Concluye recordando que aún no se ha facilitado el dato sobre la regla de gasto para el próximo año, «para saber si la cantidad que nos presentan es real o se va a reducir». También el portavoz de IU, Aurelio Martín, destaca la «voluntad de negociación por nuestra parte» e incide en la necesidad de «despejar dudas que tenemos, como por ejemplo el techo de gasto y su influencia en el presupuesto». Estos datos están pendientes de un informe de la Intervención que el gobierno podría presentar a los grupos en la próxima comisión ordinaria de Hacienda, dentro de una semana.

Un proyecto propio

Desde el PP el concejal Pablo González insta a Foro a «centrarse más en llevar a cabo un proyecto para Gijón que en historias de aritmética dentro del Pleno». Asegura que «gobernar es impulsar cosas y que la gente sepa que las impulsas tú. Y si luego no salen, que la ciudadanía sepa por qué y quién se opuso a ellas. Pero debes plantear tu propio proyecto, en el que creas de verdad aunque la izquierda esté en contra».

José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, reitera que el borrador presentado la semana pasada refleja «un presupuesto con muy baja inversión» y añade que su partido «no ve claro que se realicen las obras comprometidas, porque todavía hay algunas pendientes de 2015». La formación naranja asegura que estudiará «con detenimiento» el documento y trasladará al gobierno sus principales propuestas antes de que se inicie el trámite ordinario de enmiendas, «donde tendremos poca capacidad de modificarlo».