El Comercio

El presupuesto reduce el gasto social por el descenso de usuarios de la ayuda a domicilio

Eva Illán, concejala de Servicios Sociales.
Eva Illán, concejala de Servicios Sociales. / Jorge Peteiro
  • Eva Illán propone incrementar en 150.000 euros la aportación al Albergue Covadonga, que recibirá 855.400

La Fundación Municipal de Servicios Sociales manejará en 2017 un presupuesto de 17.145.200 de euros, según el proyecto presentado la semana pasada por el equipo de gobierno. Esta cifra representa un incremento del 1,74% con respecto a los 16,8 millones de euros con los que inició 2016 como consecuencia de la prórroga y del 1,01% sobre el presupuesto de 2015. No obstante, el dato es inferior al que venía recogido para este organismo en el proyecto presupuestario que fue rechazado hace un año por el Pleno. En él la fundación alcanzaba los 17,3 millones de euros, pero la izquierda votó en contra en bloque argumentando entre otros motivos que no se atendían de modo suficiente las necesidades sociales de la ciudadanía.

Tras las modificaciones aprobadas a lo largo del año, de los 16,8 millones prorrogados en enero los fondos de Servicios Sociales crecieron hasta los 19,3 millones, si bien en una reciente comparecencia ante la comisión de Hacienda la concejala Eva Illán anunció que la previsión de gasto de cara al cierre del año es de 17,2 millones, cifra similar a la que se plantea reflejar ahora en las cuentas de 2017.

La principal variación se da en el programa de personas mayores y discapacidad. En el proyecto presupuestario de 2016 constaba para este apartado una dotación de 5,1 millones de euros, que al prorrogarse las cuentas de 2015 pasó a ser de 5,5 millones, esto es, más de lo que se preveía inicialmente. Para 2017 la cifra bajará hasta los 4,5 millones. La reducción se centra principalmente en dos partidas.

Por un lado la correspondiente a la ayuda a domicilio. Los presupuestos de 2015 recogían cuatro millones de euros para costear este servicio, actualmente prestado por las empresas Eulen y Advase, pero que el gobierno se acaba de comprometer a «remunicipalizar». De cara a 2016 Foro planteó en su proyecto fallido rebajar esta cantidad en 450.000 euros, porque «el progresivo reconocimiento de la dependencia a los usuarios por parte del Principado supone en la mayoría de los supuestos una reducción de las horas» de atención. Sin embargo el rechazo a sus cuentas supuso la prórroga de la partida tal cual estaba en los presupuestos anteriores, esto es, con una dotación de cuatro millones. Para 2017 plantea limitarla a 3,4 millones de euros, teniendo en cuenta que el gasto real en este ejercicio ha sido de 3.368.340 euros, más de 700.000 euros por debajo de lo previsto en la prórroga.

La segunda partida que se revisa de forma notable a la baja es la de teleasistencia. Desde que entró en vigor el copago por este servicio se han registrado bajas de forma progresiva. Por eso hace un año el gobierno ya planteó reducir en 100.000 euros los 750.000 euros que llegaban de las cuentas de 2015. Nuevamente la prórroga hizo que la partida que entró en vigor fuera excesiva. El gasto que se prevé cuando concluya el año será de 479.122 euros. Por eso para 2017 la propuesta es reducir la reserva a tan solo 500.000 euros.

Más para becas comedor

El caso opuesto se da en el programa de infancia y mujer. Las cuentas de 2015 reservaban a este apartado 2,5 millones de euros, cifra que para 2016 el gobierno planteó incrementar hasta los 2,9 millones. La prórroga la dejó en 2,4, al no permitir trasladar de forma automática los 120.000 euros que recibía la Casa Malva -esta ayuda, junto a las de otras entidades sociales, se aprobó en febrero a través de una modificación presupuestaria-. En 2017 Foro pretende aumentar los fondos del programa hasta los 3 millones, 588.000 euros por encima de la prórroga y 81.600 euros sobre su propuesta de hace un año. Esto permitiría atender, por ejemplo, el incremento de becas comedor -2.358 para el curso en marcha, con un coste de 1,6 millones, frente a las 2.284 de hace un año-. También se incluyen aquí las becas para el servicio de atención temprana (34.827 euros), las de desayunos y meriendas en el 11x12 (68.114 euros) y las de comidas durante los periodos no lectivos (16.327 euros).

En lo que respecta a las ayudas directas a entidades sociales la principal novedad es el incremento en 150.000 euros de la transferencia que se realiza al Albergue Covadonga para la gestión tanto de este equipamiento como del centro de día de baja exigencia ubicado frente a las antiguas dependencias de Calor y Café. En total el albergue recibirá 855.400 euros. Habrá además 31.800 euros para un nuevo convenio con la Fundación Siloé para la puesta en marcha del programa 'Housing First', a través del cual se pondrán cinco viviendas a disposición de personas sin techo. En el mismo programa se invertirán otros 42.000 euros para asistencia técnica y la compra de electrodomésticos y mobiliario para los pisos.

A los convenios habituales se sumarán uno nuevo con la Unión de Minusválidos de Asturias para un programa de psicomotricidad (6.500 euros), otro con Aspace (35.000) y otro con el proyecto Enredando, impulsado por las religiosas de la Asunción (25.000). La Asociación Centro de Iniciativas Solidaridad y Empleo también recibirá 15.000 euros más.