El Comercio

Control de la Policía Nacional en la carretera AS-248.
Control de la Policía Nacional en la carretera AS-248. / JOSÉ SIMAL

Tres detenidos por robar en dos despachos de abogados y una clínica de podología

  • Se apoderaron de un botín de 3.000 euros por el procedimiento del descuido y huyeron en autobús a León, donde fueron arrestados

Robaron en tres despachos de abogados y en una clínica de podología valiéndose de diferentes artimañas y mediante el procedimiento del descuido. Fueron delatados por las grabaciones de las cámaras de seguridad de un hotel en el que se apoderaron de la llave de una habitación para acceder a ella. La Policía Nacional detuvo a tres hombres de origen catalán que supuestamente formaban parte de un grupo criminal itinerante. Fueron interceptados en León, adonde habían viajado en autobús desde Gijón después de los cuatro golpes (el cuarto cometido en otro despacho profesional de Oviedo).

Los arrestados tienen 36, 32 y 22 años y cuentan con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio. En el momento de su detención les fueron intervenidos 3.096 euros, «cantidad que prácticamente se correspondía con las denuncias en Asturias», explicaron desde la Comisaría de Gijón.

La investigación se inició el pasado lunes, día en el que se apoderaron de 440 euros en un despacho de abogados de Oviedo. Dos días más tarde cometieron un hurto en una clínica podológica de Gijón. Se llevaron 2.000 euros. Entraron los tres fingiendo que a uno de ellos le dolía un tobillo, mientras el personal del establecimiento le vendaba el pie, sus compinches merodeaban por la sala de espera y se apropiaban de un sobre del interior de un armario, tal y como se percataron luego las víctimas.

En otro despacho de abogados sustrajeron 500 euros. «Lo intentaron también en otras dos oficinas de letrados, pero la llegada de uno de los socios y de clientes motivó su fuga sin haber conseguido su botín», añadió la Policía. Antes de la comisión de los hurtos, agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de Asturias habían identificado en Oviedo a los tres individuos, cuya conducta vigilante en las inmediaciones de un despacho de abogados levantó sospechas.

«En ese momento no se les pudo imputar la comisión de ningún hecho delictivo, pero su chequeo fue clave para posteriormente poder confirmar su identidad y su participación en los hechos», apuntaron los investigadores. Esa confirmación se produjo al quedar grabados por las cámaras de videovigilancia de un hotel de Gijón, en el que actuaron utilizando las mismas maniobras de distracción y donde hurtaron la tarjeta magnética de apertura de las puertas de las habitaciones. Se confirmó entonces que eran miembros de un grupo delincuencial con base de operaciones en Barcelona.

Fruto de las investigaciones, la Policía Nacional pudo saber que los tres sospechosos se habían desplazado en autobús a León la noche del pasado día 26. Se notificó la información de la que disponían a la Policía de esa provincia, cuyos agentes procedieron a localizarlos y a detenerlos.

Temas