El Comercio

Herida muy grave tras ser atropellada en un paso de cebra en La Arena

fotogalería

Los sanitarios atienden a la herida en la ambulancia, mientras los agentes recaban datos. / J. L. VILLAR

  • C. M. A., de 54 años, sufrió un traumatismo craneal y lesiones en las piernas al ser embestida por un taxi en el cruce de Aquilino Hurlé y Emilio Tuya

Una mujer de 54 años resultó ayer herida de carácter muy grave tras ser atropellada por un taxi en el cruce de las calles Aquilino Hurlé y Emilio Tuya, en el barrio de la Arena. La viandante -C. M. A.- cruzaba un paso de peatones cuando fue embestida por el turismo. El fuerte impacto hizo que saliese despedida unos diez metros y se golpease fuertemente contra el asfalto. Sufrió un grave traumatismo craneoencefálico y lesiones en las extremidades inferiores. El siniestro tuvo lugar sobre las cuatro de la tarde.

Fue asistida inicialmente por varios testigos del siniestro hasta la llegada de los sanitarios y la Policía Local. Sangraba por una herida abierta en la cabeza y presentaba importantes lesiones en las piernas. Los técnicos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) la estabilizaron en el lugar, para a continuación trasladarla al hospital.

El conductor del taxi dio negativo en las pruebas de alcoholemia a las que fue sometido por la Policía Local. Él mismo manifestó a los agentes que se había despistado y no había visto a la mujer que cruzaba el paso de cebra. Según explicaron varios testigos del accidente, la víctima se dirigía a su puesto de trabajo en un hotel cercano al que se produjo el accidente.

Durante aproximadamente media hora el cruce permaneció cerrado al tráfico y los vehículos fueron derivados por las calles adyacentes. El equipo de atestados recabó los datos y testimonios necesarios para elaborar el atestado que será remitido al juzgado que realiza las funciones de guardia.

El atropello tuvo lugar cerca de donde el viernes se registraba un espectacular accidente con consecuencias menos graves para las personas que en él se vieron involucradas. Sucedió poco antes de las 23 horas en la avenida de Rufo García Rendueles, cuando un turismo procedente de la calle Aguado se incorporó sin respetar el ceda el paso. Para evitar chocar contra él, el conductor de un coche que circulaba por la avenida frenó y dio un volantazo, lo que hizo que invadiese el carril de al lado y que colisionase con un tercer coche, que salió despedido, derribó una señal y dio varias vueltas de campana. No hubo heridos.