El Comercio

De San Pedro, a los hogares de miles de españoles en el mundo

Una cámara de televisión graba la entrada de Javier Gómez Cuesta y Jesús Sanz Montes en el templo mayor de Gijón.
Una cámara de televisión graba la entrada de Javier Gómez Cuesta y Jesús Sanz Montes en el templo mayor de Gijón. / DAMIÁN ARIENZA
  • Jesús Sanz Montes dedicó a «los santos anónimos, sin altar en la tierra» la misa retransmitida en directo por TVE

«Hasta el tiempo nos respetó y la niebla dejó paso al sol para que podamos presumir de uno de los templos más guapos de España». Los numerosos feligreses que ayer por la mañana asistieron a la misa de Todos los Santos celebrada en la iglesia de San Pedro y retransmitida en directo por Televisión Española, se mostraban orgullosos de que su parroquia fuese a estar presente en los hogares de los miles de españoles que cada año siguen la ceremonia desde diferentes partes del mundo.

También el párroco del templo mayor, Javier Gómez Cuesta, quien acompañó en el altar al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, encargado de oficiar la misa, se mostraba exultante y reconocía que la pasada fue una semana «de muchos nervios. Ver tu iglesia convertida en plató impresiona, pero todo salió estupendamente y la ceremonia fue preciosa», indicó. De la misma opinión era Sanz Montes, quien quiso dedicar su homilía a esos «santos anónimos, que no tienen en la tierra ningún altar, pero cuyos nombres Dios escribió en la palma de su mano. Santos cotidianos, del día a día por donde vieron la vida pasar y en la que acertaron a poner amor a raudales, fe sencillamente vivida y una esperanza sin miedo a defraudar».

En la ceremonia participaron también varios feligreses, quienes no se dejaron amedrentar por la presencia de enormes cámaras y focos repartidos por todo el templo. «Fue una experiencia inolvidable», reconocía, emocionada, Pilar García, quien subió al altar para leer unas líneas junto a los pequeños Diego Casado y Raúl Adrián Martínez, de siete y ocho años. La ambientación musical corrió a cargo del coro de la parroquia.