El Comercio

Álvaro Armada.
Álvaro Armada. / PALOMA UCHA

El gobierno local ve «interesante» la oferta para ampliar el monte Deva

  • Emplaza al conde de Revillagigedo a formalizar su propuesta y destaca que la operación coincide con el deseo de convertirlo en «zona libre de eucaliptos»

El portavoz de la junta de gobierno, Fernando Couto, calificó ayer de «interesante» el ofrecimiento del conde de Revillagigedo para incorporar al patrimonio municipal 80.000 metros cuadrados de un bosque autóctono de su propiedad en la zona de Rioseco de Valdornón. Una mancha verde que, por su ubicación, serviría para ampliar las 140 hectáreas que tiene actualmente el monte Deva.

Couto reconoció que Álvaro Armada se dirigió al gobierno municipal con una propuesta que no era desconocida en el Ayuntamiento, ya que el aristócrata la había trasladado en su momento a anteriores corporaciones. De hecho, el proyecto tiene ya «el visto bueno» de Parques y Jardines, departamento que llegó a elaborar un informe completo sobre la zona anexionable y la idoneidad de llegar a un acuerdo con la propiedad para adquirir esa franja de arbolado autóctono para el patrimonio rural municipal.

Del mismo modo, avanzó que antes de tomar una decisión definitiva al respecto es necesario que el conde presente una solicitud formal en la que exponga la fórmula concreta para hacer esa cesión de terrenos. Bien a través de una permuta (en la que Armada debería explicitar qué quiere a cambio) o bien a través de una compraventa. La ley tiene unos baremos para este tipo de operaciones que tendrá que respetar la administración municipal.

En todo caso, Couto emplazó al aristócrata a formalizar y hacer llegar su ofrecimiento por registro para poder trasladarlo al resto de grupos y analizar, en caso de compraventa, las posibles repercusiones en las arcas municipales. Opinó, asimismo, que detrás de la propuesta de permuta o venta del propietario también está «el deseo de desprenderse de una propiedad que ahora mismo le cuesta mantener».

El portavoz municipal destacó que la operación impulsada por el conde de Revillagigedo coincide con la voluntad municipal de que el monte Deva sea una zona libre de eucaliptos. En ese punto recordó el anuncio que él mismo hizo en el Pleno del pasado mes de enero sobre la puesta en marcha de un plan de usos para ese espacio verde que permita convertirlo en un icono de la política medioambiental en Asturias.

En fase incipiente

Álvaro Armada reconoció a este periódico su interés en que esta operación se cierre de forma satisfactoria para ambas partes, si bien también indicó que las negociaciones están aún en una fase muy preliminar e incipiente». Por ese motivo, pidió paciencia y tiempo para que las conversaciones con el Ayuntamiento fragüen esta vez.