El Comercio

Llegan las ayudas aún pendientes para la compra de material escolar

  • El ayuntamiento publicó en septiembre la primera lista de beneficiarios. Ahora da a conocer la segunda, para 272 alumnos de Primaria

Protestaban en septiembre algunas familias por los retrasos. Pero lo cierto es que parte de los beneficiarios aún tenían que esperar un poco más. El ayuntamiento acaba de publicar el listado definitivo de la segunda tanda de beneficiarios de las ayudas para adquisición de material escolar fungible. Esto es, mochilas, libretas, bolígrafos, colores... para alumnos de Primaria tanto de centros públicos como concertados de Gijón. La convocatoria se aprobó en el mes de julio y desde la Concejalía de Educación defienden que ya al inicio del curso se informó a los directores de los colegios (que son los que reciben los vales de las ayudas, para entregarlos a las familias) de la situación de las convocatorias. La primera tanda se centró en aquellos alumnos que ya tenían concedida la beca de comedor y que casi de forma automáticas se convertían también en receptores de esta otra beca municipal. 624 familias se encontraban en esa situación. La segunda baremación se reservaba para el resto de solicitantes.

Ahora, esta segunda lista definitiva publicada incluye 273 beneficiarios, además de otras 91 solicitudes que han sido denegadas o desestimadas por no cumplir alguno de los requisitos obligatorios de la convocatoria.

El Ayuntamiento inició ya el año pasado esta línea de ayudas. En el caso de los alumnos de Infantil la concejalía no ha requerido informes de no duplicidad del Principado, por lo que la tramitación y concesión fue más rápida y los alumnos tuvieron desde el inicio del curso los vales. En el caso de Primaria sí se requería el informe del Principado y las cosas han ido más lentas. De hecho, la lista provisional de la segunda tanda se publicó el 11 de octubre, un mes después del inicio del curso escolar. Y la definitiva, colgada ayer en la página web municipal, está firmada por la alcaldesa el día 26 de octubre, la semana pasada.

Algunas familias lograron negociar con las librerías y establecimientos autorizados que se les devolvería el dinero en caso de obtener la ayuda municipal. En otros, los padres y tutores habrán tenido que adelantar el importe y el vale les servirá para afrontar nuevos gastos que surjan durante el curso.

El presupuesto municipal reservó una partida de 125.000 euros para esta iniciativa, que concede cincuenta euros a cada alumno beneficiario. Según ese cálculo, se podría haber llegado a 2.500 escolares. Pero la realidad es que se recibieron un total de 822 solicitudes, algo que los grupos de la oposición achacaron a que la convocatoria se hizo pública en el mes de agosto. En cualquier caso, desde la Concejalía de Educación se anunció que se publicaría una nueva.