El Comercio

De Oxford a Avilés, en memoria de su hijo

vídeo

Sara Ryan y Rosie Tozer con Robert Radu y Joel Toraño, que les entregaron dibujos hechos por los alumnos del C.P. Asturias. / A. FLÓREZ

  • La campaña 'Justicia para LB', por la muerte de un joven autista en un hospital inglés, pide defender los derechos de los discapacitados

Connor Sparrowhawk, conocido por todos como LB -siglas de 'laughing boy', 'el chico que ríe' en inglés-, tenía 18 años cuando murió ahogado en la bañera de un centro de Oxford especializado en la atención a personas con discapacidad mental. El joven, con autismo y epilepsia, apenas llevaba tres meses y medio internado y el centro llegó a atribuir inicialmente su muerte a causas naturales. «¿Cómo se puede considerar un ahogamiento como muerte natural?», se lamentan sus familiares.

Desde entonces, mantienen una lucha contra las administraciones -el sistema nacional de salud y el gobierno del condado de Oxfordshire- a través de la asociación 'Justicia para LB', para que se conozcan los motivos de su muerte y evitar que casos como el suyo vuelvan a repetirse, acabando, entre otras cosas, con los recortes que se están dando en el Reino Unido en la atención a personas con discapacidad. Desde el domingo, la entidad, liderada por la madre de Connor, Sara Ryan, recorre a pie la cornisa cantábrica para dar a conocer su historia y reivindicar los derechos de las personas con discapacidad.

Entre ellos se incluye el de disfrutar de una vida autónoma. Y como ejemplo de ello en su marcha, que ayer pasó por Gijón y acabará hoy en Avilés, participan varios discapacitados de la asociación 'My Life my Choice'. La caminata va encabezada por un autobús rojo de cartón, pues LB se sentía muy atraído por ellos. Alumnos del colegio Asturias entregaron a Sara varios dibujos de autobuses. El 2 de diciembre 'Jusitica para LB' celebrará un acto en la explanada del Centro Niemeyer con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.