El Comercio

Una familia abandona un perro en un piso

  • El caso es que, debido a que la orden judicial de desalojo tiene fecha del próximo 14 de noviembre, no se puede entrar en la vivienda para atender al can, que ladra constantemente

Una familia sobre la que pesaba una orden de desalojo del piso en el que vivía, en la calle de Cuba, dejó la vivienda sin previo aviso y, según la propietaria, abandonó a un perro en el interior del piso. El caso es que, debido a que la orden judicial de desalojo tiene fecha del próximo 14 de noviembre, no se puede entrar en la vivienda para atender al can, que ladra constantemente. La dueña del piso relató que el animal lleva solo diez días y que no ha obtenido solución alguna para que atiendan al perro ni en el Juzgado, la Policía Local ni la sociedad protectora con la que se puso en contacto. La mujer teme por la salud del animal.