El Comercio

Secundino González.
Secundino González. / PAÑEDA

Los dos aspirantes a presidir el Santa Olaya logran los avales necesarios

  • Secundino González y María Luisa González superaron con holgura el mínimo de 617 firmas, cuya validez ya ha comprobado la Comisión Electoral

Hasta el próximo día 18 de noviembre no serán oficialmente proclamadas las candidaturas a presidir el Club Natación Santa Olaya, pero dos semanas antes ya no hay posibilidad de sorpresa y está confirmada la pugna por el puesto de Secundino González, que busca la reelección, y María Luisa González, que opta a convertirse en la primera mujer que presida la entidad desde su fundación en 1953. Nuevas candidaturas no puede haber porque ya finalizó hace tiempo el plazo para presentar los avales estatutariamente necesarios, y la anulación de alguna de las candidaturas citadas es impensable debido a que la Comisión Electoral ha comprobado ya, según pudo saber EL COMERCIO, que las firmas de apoyo que ambos presentaron cumplen los requisitos exigidos, entre otros, superar el número mínimo de 617.

Los estatutos del Club Natación Santa Olaya establecen que los candidatos a presidir la entidad deben lograr el aval del 5% de los socios con derecho a voto (12.340), sin perjuicio de que ese número se amplíe hasta cerca de 16.000 usuarios al incluir a menores y familiares de socios que no pueden votar.

Esa exigencia fue superada sin aparente dificultad por los dos aspirantes, ya que cada uno entregó más de 900 firmas. A partir de ahí llegó el momento de cotejar la validez de las mismas, ya que cada socio solo puede apoyar una candidatura y si lo hace con las dos se anula. Asimismo, algún caso hubo en el que un mismo socio firmó dos veces a favor de un candidato, cosa que, obviamente, tampoco vale.

En cualquier caso, el amplio margen entre el mínimo de avales exigidos y los entregados hizo que esas pequeñas anomalías no provocaran la nulidad de ninguna de las dos opciones y ya está todo pendiente de que llegue el próximo día 18 para que la proclamación sea oficial.

Sin perjuicio de lo que los programas electorales desvelen en el futuro, no deja de ser curioso que una de las mayores diferencias con su oponente apuntadas por María Luisa González cuando anunció su intención de concurrir a las elecciones, la hipótesis de adquirir el Chas, probablemente haya quedado fuera de toda opción cuando se produzcan las votaciones.

La negociación con Ganax y el club hípico se centra ahora en el Grupo Covadonga y el periodo electoral del Club Natación Santa Olaya, que hace poco menos que imposible la convocatoria de una asamblea para decidir al respecto, aleja las posibilidades de un acuerdo.

La natación en el debate

No obstante, aunque la adquisición del Chas quedase fuera del debate, todo apunta a que no faltarán diferencias programáticas y a que, con las matizaciones que correspondan, el próximo 2 de diciembre se va a celebrar una votación bastante parecida a la que se produjo hace cuatro años, en el sentido de que Secundino González defenderá una visión más polideportiva del Club Natación Santa Olaya (su proyecto para el Chas así lo evidencia), frente a un mayor protagonismo de la natación del que ahora tiene y que, a priori, parece inspirar los objetivos de María Luisa González.

De momento ya es seguro, por mucho que no sea oficial, que los comicios se van a celebrar, porque hay dos candidatos y ambos han conseguido los avales imprescindibles para presentarse.