El Comercio

El Principado solo aporta el 26% del gasto social de Gijón, frente al 63% de Avilés

Una gijonesa es atendida en la Fundación Municipal de Servicios Sociales.
Una gijonesa es atendida en la Fundación Municipal de Servicios Sociales. / Paloma Ucha.
  • Proporcionalmente, Oviedo también recibe más. La inversión municipal gijonesa supera a la de ambas ciudades juntas

El Principado costea 2,6 de cada diez euros invertidos en políticas sociales en Gijón. De las arcas regionales salieron este año hacia la ciudad 5,8 millones. El objetivo, paliar las situaciones de emergencia generadas por la crisis económica. En números redondos es el mayor de los desembolsos realizados por el Ejecutivo autonómico en las tres principales ciudades. A Oviedo destinó 4,6 millones y 4,2 a Avilés. Sin embargo, en Oviedo el Principado pone 3,2 de cada diez euros invertidos por la capital en políticas sociales. Y, en Avilés llega a seis de cada diez: el triple que en Gijón.

Así se desprende de la comparativa realizada por la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Su presidenta, la concejala de Foro Eva Illán, considera «escandaloso» el diferente aporte realizado por el Ejecutivo del socialista Javier Fernández en las tres ciudades. «Aunque a nosotros nos aportan 5,8 millones, frente a a los 4,2 de Avilés y los 4,6 de Oviedo, lo cierto es que, proporcionalmente, ambas reciben más».

Y eso pese a que la suma de las inversiones municipales de Oviedo (ciudad gobernada por el tripartito PSOE-Somos-IU) y Avilés (gobernada por el PSOE) en planes como las ayudas de emergencia, las becas de comedor o los planes sociales no llega al montante que gasta Gijón.

Así, el Consistorio destinó este año 22 millones a los servicios sociales. «Mientras Oviedo se queda en 14,5 y Avilés en 6,7 millones», resumió Eva Illán. Considera ella «bochornosa» la «desproporción que hay respecto a Gijón». Lo dice porque, prorrateada la inversión entre el número de habitantes, «el Principado solo deja en Gijón 21 euros, frente a los 52 de los avilesinos».

Un escaso aporte que contrasta, también, con el incremento de la presión asistencial recibida en la ciudad. La crisis económica se ha notado con crudeza en Gijón, donde las peticiones de ayuda de emergencia han crecido un 58% en el primer semestre del año, mientras que las de salario social lo han hecho un 74%.

Las primeras son las que salen, exclusivamente, de las arcas municipales. La ayuda de emergencia es una prestación destinada a personas que carecen de recursos para hacer frente a los gastos básicos, como el pago de la renta, la compra de alimentos o el coste de la electricidad.

Una partida que, antes de la crisis, apenas llegaba a los 300.000 euros, pero que tras el batacazo económico ha llegado a rozar los 3 millones. Así, la concejala gijonesa recuerda que «en 2010, la partida de ayuda de emergencia era de 353.000 euros. En 2015 llegamos a 2,7 millones con aportes extraordinarios. Este año tenemos presupuestados 1,4 millones y puede que cerremos el año con 1,2 millones gastados».

3.000 solicitudes

Achaca la concejala de Foro esa disminución «a una mayor agilidad en la tramitación del salario social». Se refiere a la prestación a la que, por ley, en Asturias tienen derecho todas las personas con ingresos inferiores a los 430 euros al mes. La gestiona el Principado a través de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales.

Illán alerta del crecimiento en la demanda. «En el primer semestre se alcanzaron el 74% de las peticiones de 2015». Fueron 1.270 las peticiones recibidas entre enero y junio, frente a las 1.711 de todo el año pasado.

Por ese motivo, el Consistorio ha tenido que generar recursos en otras partidas. Como la destinada a paliar la pobreza energética. «Tenemos 1,4 millones, que ampliaremos si es necesario». En estos momentos se han recibido casi 3.000 peticiones, «de las que han sido valoradas ya 890».

Insiste en que «no faltará dinero para los casos que cumplan los requisitos», al contrario de lo que ocurre con el plan contra la pobreza infantil. Financiado por los Gobiernos central y regional, en Gijón solo cubrirán 444 peticiones, «pero ya se han presentado 700 solicitudes y todas cumplen los requisitos». Critica Illán ese presupuesto «tasado» y, también, que de nuevo el reparto «perjudique a Gijón».

Como perjudica, también, la imposibilidad de contratar. «Tenemos una verdadera necesidad de ampliar plantilla para atender toda la demanda, pero la ley de déficit cero del Gobierno central no nos deja», criticó la concejala.

Temas