El Comercio

María López Castro, José Luis San Nicolás, Iñaki Loizaga, Tomás del Hierro, Esteban Aparicio y Andoni Oleagordia, en Bilbao.
María López Castro, José Luis San Nicolás, Iñaki Loizaga, Tomás del Hierro, Esteban Aparicio y Andoni Oleagordia, en Bilbao. / E. C.

La fusión en un mismo edificio de bomberos y Policía Local, descartada

  • Esteban Aparicio se desplazó a Bilbao para conocer la jefatura de Seguridad Ciudadana y tomar referencias para la nueva sede de Gijón

Conocer y tomar referencias de las instalaciones de una de las jefaturas de Policía Local más modernas de España. El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio -acompañado por el jefe de la Policía Local de Gijón, Alejandro Martínez Gallo, así como de personal del área de Seguridad Ciudadana y de Urbanismo del Ayuntamiento- se desplazó ayer a Bilbao con el objetivo de visitar las instalaciones de la Policía Local y los bomberos de esa localidad de cara a buscar ejemplos y conocer proyectos para el diseño de la nueva Jefatura que se construirá en Gijón en una parcela junto al Palacio de Justicia.

Fueron recibidos por José Luis San Nicolás, jefe de la Policía Local de Bilbao; Iñaki Loizaga, director de Seguridad Ciudadana; Tomás del Hierro, concejal de Seguridad Ciudadana, y Andoni Oleagordia, jefe de Protección Civil, quienes les guiaron por las modernas dependencias inauguradas en 2012 y diseñadas por el estudio de arquitectura Coll Barreu, ganador de un concurso de ideas en el marco de Bilbao Ría 2000.

El edificio ocupa una parcela de unos 15.000 metros cuadrados en Miribilla, un zona alejada del centro de la ciudad. La Policía Local y los bomberos comparten espacio, una idea que parece haberse descartado para el proyecto de Gijón. «Operativamente no parece que sea la mejor opción, dadas las características y peculiaridades de cada cuerpo», explicó ayer a EL COMERCIO el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, tras la visita a las instalaciones de Bilbao. «Buscaremos la mejor solución para que el edificio de Gijón sea, ante todo, útil», resumió. «Hemos recorrido la Jefatura de Bilbao y sus responsables nos han explicado los pros y los contras, los aciertos y desaciertos del proyecto, que solo se pueden conocer una vez que se empieza a trabajar y se ven los aspectos que pueden ser mejorables».

La ejecución, en 2018

Para el próximo año -«si salen adelante los presupuestos», según apunta el edil- el Gobierno municipal tendrá una partida presupuestaria de 100.000 euros destinada a la redacción del proyecto. La idea es, tal y como ocurrió con su homólogo de Bilbao, que se externalice el diseño y la ejecución de la sede. «Si todo va según lo previsto, estaríamos hablando de empezar la ejecución de la obra en el año 2018», remarcó Esteban Aparicio.

Precisamente entre el grupo de profesionales que se desplazó al País Vasco se encontraba María López Castro, directora general de Coordinación de Infraestructuras del Ayuntamiento, área que se encargará de elaborar el pliego de condiciones del proyecto.